Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

sábado, 17 de marzo de 2018

Hay que redoblar vigilancia sobre ampliacion de hegemonia de imperialistas, insiste Rodong Sinmun

Pyongyang, 16 de marzo (ACNC) -- Para lograr su objetivo dominacionista, los imperialistas cometen abiertamente la intervención en los asuntos internos de otros países y la agresión contra ellos bajo la consigna engañosa de la "paz" y el "aseguramiento de seguridad".
Los pueblos progresistas del mundo y los países aspirantes a la independencia deben conocer al dedillo la naturaleza de las maniobras hipócritas de los imperialistas y les hacer frente con alta vigilancia.
Así señala el diario Rodong Sinmun en un artículo individual de este viernes y prosigue:
La insistencia en la "paz" de los imperialistas es la consigna agresiva para ampliar su heguemonía.
Los imperialistas buscan la salida del abismo de ruina en recrudecer la agresión contra otros países y la intervención en los asuntos internos de ellos.
Lo comprueba la realidad de hoy en que debido a la agresión y entremetimiento de los imperialistas y las fuerzas dominacionistas, se viola la soberanía de los países y las naciones y se desatan incesantemente las guerras y los conflictos en varios países.
La intención de los imperialistas encabezados por EE.UU. para mantener y ampliar su heguemonía no puede evitar sin falta el fracaso porque es caduca y reaccionaria que nada a contrapelo de la corriente de la época de independencia.
La arbitrariedad y la fanfarronada del imperialismo que reinan todavía en la escena internacional, no pasan de ser un retorcimiento de los reaccionarios de la historia.
Ningún desafío de los imperialistas puede impedir la aspiración de la humanidad de construir el mundo independizado.

viernes, 2 de marzo de 2018

Es inquebrantable el socialismo coreano, afirma Rodong Sinmun

Pyongyang, primero de marzo (ACNC) -- El diario Rodong Sinmun divulgó el día primero un artículo individual dedicado al 25º aniversario de publicación de la obra del Dirigente Kim Jong Il "La difamación del socialismo no será tolerada".
El trabajo, impreso el primero de marzo del 82 (1993) de la Era Juche, refuta el carácter absurdo y reaccionario de la sofistería de los traidores a la revolución que calumniaban el socialismo como "totalitarismo", "campamento militar" y "sistema de administración de ucase".
Dilucida los problemas teóricos y prácticos que surgen en la construcción del socialismo, entre otros, el de tener la fe y moralidad sobre el socialismo, el de poner de pleno manifiesto la superioridad de este modelo social y el de materializar estrictamente el principio colectivista. Y presenta la idea de que todo el pueblo debe tener la firme fe en el socialismo.
En el período que data de la publicación de la obra, se ha manifestado sin reservas el indoblegable espíritu revolucionario del ejército y pueblo coreanos que consideran el socialismo como su vida, señala el artículo y continúa:
En este lapso se han tornado más siniestras que nunca las maniobras de los imperialistas encaminadas a aislar, asfixiar, corromper y desintegrar el socialismo al estilo coreano y no desaparece ni un día el peligro de guerra en el territorio coreano.
En el dilema de la independencia y el socialismo o la subyugación y el capitalismo, el pueblo coreano pudo superar todas las vicisitudes de la historia enarbolando invariablemente la bandera roja de la revolución por haberse armado con la férrea convicción.
Gracias a los militares y civiles coreanos decididos a defender con firmeza la patria, es inquebrantable el socialismo al estilo coreano. 

Rodong Sinmun aboga por elevar vigilancia ante extrategia separatista del imperialismo gringo

Pyongyang, 2 de marzo (ACNC) -- Las fuerzas reaccionarias imperialistas están desesperadas para impedir el aumento de las fuerzas independientes y mantener, cueste lo que cueste, su hegemonía. Para ese fin, practican el despotismo militar y al mismo tiempo, conceden mucha importancia a la estrategia de separar y sembrar cizañas en los países y naciones aspirantes a la independencia.
Adelanta así el diario Rodong Sinmun en un artículo individual de hoy y prosigue:
La realidad exige que todos los países y naciones, que desean un nuevo mundo independiente, redoblen la vigilancia sobre la campaña de los imperialistas y se levanten en la lucha por frustrarla.
Los imperialistas son el enemigo común de los pueblos progresistas del mundo que luchan por la independencia y la paz. Además, son el blanco principal de esa batalla en que esos pueblos deben hacerle frente rotundo con las fuerzas unidas por encima de las diferencias de ideologías, creencias religiosas, nacionalidades y razas.
Los países y naciones aspirantes a la independencia y la justicia deben oponerse a la intervención y la dominación de las fuerzas extranjeras sin abrigar ninguna ilusión sobre los imperialistas.
La historia comprobó que los países no alineados y en vías de desarrollo podrán defender la independencia política y la económica del país cuando intensifiquen las fuerzas propias y la cooperación Sur-Sur.
La RPDC vino cooperando estrechadamente con los países no alineados y en vías de desarrollo en la lucha por la independencia antiimperialista, la paz y la justicia internacional.
Es invariable su posición de frustrar las acciones agresivas y bélicas de los imperialistas y defender firmemente la paz y la seguridad del mundo uniéndose firmemente con los pueblos progresistas del mundo, defensores de la independencia.