Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 31 de enero de 2018

CNCDP llama a frustrar con fuerzas unidas las tentativas de guerra nuclear de EE.UU.

Pyongyang, 28 de enero (ACNC) -- Con respecto a que pasaron 60 años desde cuando EE.UU. anunció en público la introducción de armas nucleares en el Sur de Corea, el portavoz del Comité Nacional Coreano por la Defensa de la Paz (CNCDP) hizo pública el día 28 una declaración que va en particular:
El 29 de enero de 1958, anunció oficialmente la introducción de armas nucleares en el Sur de Corea, y después, dio a la publicidad el cañón atómico, el misil nuclear Honest John y otros armamentos ya emplazados.
Desde entonces la Península Coreana, que era una zona desnuclearizada, se ha convertido en el arsenal nuclear de EE.UU. y foco de la guerra nuclear, y la nación coreana se ve amenazada gravemente por el peligro de guerra nuclear de EE.UU.
En estos tiempos se eleva en la Península Coreana el clima favorable a la reconciliación y unidad nacionales y al alivio de la tensión gracias a la iniciativa y los esfuerzos sinceros de la RPDC.
En contraste, EE.UU. traslada al Sur de Corea y su contorno las flotillas de portaaviones nucleares, los bombarderos estratégicos nucleares y otros enormes pertrechos de guerra nuclear ejerciendo incesantemente la amenaza y chantaje de guerra nuclear sobre la nación coreana.
Lo más intolerable es que en el "reporte de revisión del estado nuclear de 2018", que se publicara a principios de febrero, definirá a la RPDC como "amenazador nuclear latente" e incluirá el ataque preventivo nuclear contra ésta.
Los 60 años transcurridos devienen la historia abominable de agresión y crímenes en que EE.UU. ha convertido el suelo surcoreano en el mayor arsenal nuclear del mundo y foco de la guerra nuclear y amenaza con arma nuclear el destino de la nación coreana.
EE.UU. debe actuar con prudencia teniendo presente que ya pasó por completo la era en que con el garrote nuclear amenazaba unilateralmente a su rival socialista.
Las autoridades surcoreanas no deben introducir las propiedades estratégicas nucleares y otras fuerzas armadas de EE.UU., sino dejar los ejercicios conjuntos de guerra nuclear con EE.UU. y sumarse a los esfuerzos sinceros de la parte connacional por el alivio de la tensión.
Todos los coreanos en el Norte, el Sur y en ultramar deben dinamizar más la lucha antiyanqui y antibélica para rechazar las maniobras de guerra nuclear anti-RPDC de EE.UU. y expulsar del suelo surcoreano los pertrechos de guerra nuclear y los uniformados norteamericanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario