Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 31 de enero de 2018

ACNC comenta el movimiento de comfrontacion de EE.UU. y el Sur de Corea

Pyongyang, 31 de enero (ACNC) -- Se observan acciones anormales de confrontación opuestas a la corriente de alivio de tensión en la Península Coreana.
Hace poco, Estados Unidos y las autoridades surcoreanas realizaron en Washington la 2ª reunión de alto rango del mecanismo de consulta sobre la estrategia diplomática y del disuasivo ampliado de defensa nacional y discutieron la expansión de la ubicación rotativa de las propiedades estratégicas de EE.UU. en el Sur de Corea y su contorno, el mantenimiento del "sistema de cooperación contra el Norte (de Corea)", etc.
Se pone de relieve la peligrosidad de la reunión porque ésta coincide con que EE.UU. está introduciendo sucesivamente los bombarderos estratégicos nucleares y las flotillas de ataque de portaaviones nucleares en los alrededores de la Península Coreana e impulsando sigilosamente los preparativos para la operación especial secreta en el tiempo de emergencia.
Hemos revelado y advertido varias veces el intento de EE.UU. que impide la unidad de la nación coreana y busca sólo el empeoramiento de la situación diciendo por una parte que "apoya" y "aplaude" las conversaciones Norte-Sur de Corea.
Detrás de la cortina del diálogo, el imperio yanqui desarrolla oficialmente el simulacro criminal para regularizar y planificar la confrontación militar anti-RPDC.
Todo el hecho demuestra que ha llegado a la fase de ejecución activa el intento malsano de EE.UU. que trata de bloquear la actual corriente de mejoramiento de relaciones íntercoreanas e inducirla otra vez a la confrontación y conflicto.
Ahora es el tiempo en que toda la nación coreana y la sociedad internacional deben ver correctamente el verdadero intento de EE.UU. al respecto de las conversaciones y la paz.
En particular, las autoridades surcoreanas deben despertarse de su letargo.
Les preguntamos si es justo conversar con la RPDC por una parte y por la otra, perseguir la confrontación militar anti-RPDC en confabulación con EE.UU.
Es muy claro que la introducción en la Península Coreana y su contorno de gran cantidad de los medios de ataque nuclear estadounidenses agrandará más la peligrosidad de estallido de guerra nuclear en vez de la paz en esta región y creará la coyuntura de tensión extrema.
Si las autoridades surcoreanas siguen dejándose llevar por EE.UU. sin percatar su intento malsano de usar al Sur de Corea como eterno testaferro de guerra y carne de cañón de la guerra nuclear poniéndole en las trampas de subyugación como "mecanismo" y "alianza".
Las autoridades surcoreanas deben tener bien presente que puede ser paralizado el mejoramiento de relaciones N-S, iniciado a duras penas, y arruinado el destino de ellas.
Son incompatibles las conversaciones y la confrontación.
Toda la nación coreana debe rechazar rotundamente la confabulación militar entre EE.UU. y las autoridades surcoreanas que contraviene a la atmósfera de reconciliación N-S. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario