Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 31 de enero de 2018

CNCDP llama a frustrar con fuerzas unidas las tentativas de guerra nuclear de EE.UU.

Pyongyang, 28 de enero (ACNC) -- Con respecto a que pasaron 60 años desde cuando EE.UU. anunció en público la introducción de armas nucleares en el Sur de Corea, el portavoz del Comité Nacional Coreano por la Defensa de la Paz (CNCDP) hizo pública el día 28 una declaración que va en particular:
El 29 de enero de 1958, anunció oficialmente la introducción de armas nucleares en el Sur de Corea, y después, dio a la publicidad el cañón atómico, el misil nuclear Honest John y otros armamentos ya emplazados.
Desde entonces la Península Coreana, que era una zona desnuclearizada, se ha convertido en el arsenal nuclear de EE.UU. y foco de la guerra nuclear, y la nación coreana se ve amenazada gravemente por el peligro de guerra nuclear de EE.UU.
En estos tiempos se eleva en la Península Coreana el clima favorable a la reconciliación y unidad nacionales y al alivio de la tensión gracias a la iniciativa y los esfuerzos sinceros de la RPDC.
En contraste, EE.UU. traslada al Sur de Corea y su contorno las flotillas de portaaviones nucleares, los bombarderos estratégicos nucleares y otros enormes pertrechos de guerra nuclear ejerciendo incesantemente la amenaza y chantaje de guerra nuclear sobre la nación coreana.
Lo más intolerable es que en el "reporte de revisión del estado nuclear de 2018", que se publicara a principios de febrero, definirá a la RPDC como "amenazador nuclear latente" e incluirá el ataque preventivo nuclear contra ésta.
Los 60 años transcurridos devienen la historia abominable de agresión y crímenes en que EE.UU. ha convertido el suelo surcoreano en el mayor arsenal nuclear del mundo y foco de la guerra nuclear y amenaza con arma nuclear el destino de la nación coreana.
EE.UU. debe actuar con prudencia teniendo presente que ya pasó por completo la era en que con el garrote nuclear amenazaba unilateralmente a su rival socialista.
Las autoridades surcoreanas no deben introducir las propiedades estratégicas nucleares y otras fuerzas armadas de EE.UU., sino dejar los ejercicios conjuntos de guerra nuclear con EE.UU. y sumarse a los esfuerzos sinceros de la parte connacional por el alivio de la tensión.
Todos los coreanos en el Norte, el Sur y en ultramar deben dinamizar más la lucha antiyanqui y antibélica para rechazar las maniobras de guerra nuclear anti-RPDC de EE.UU. y expulsar del suelo surcoreano los pertrechos de guerra nuclear y los uniformados norteamericanos. 

ACNC comenta intento de EE.UU. detras del rumor de "amenaza nuclear del Norte "

Pyongyang, 27 de enero (ACNC) -- El director de la CIA de EE.UU. cuestiona en estos días la capacidad de ataque nuclear de la República Popular Democrática de Corea anunciando que prepara "diferentes opciones" para el presidente.
En una entrevista con CBS sostenida el pasado día 22, él dijo que dentro de unos meses, el Norte de Corea podría tener la capacidad de ataque nuclear al territorio principal estadounidense y la administración norteamericana se esfuerza constantemente por posponer ese horario.
Agregó que "el programa de desarrollo de arma nuclear del Norte de Corea deviene el peligro principal en la elaboración de la política de EE.UU."
En la conferencia impartida el día 23 en Washington, disparateó que "la próxima meta del Norte de Corea es disponer de la capacidad de lanzamiento simultáneo de misiles balísticos contra EE.UU. El Norte de Corea puede vender a modo de subasta su tecnología de misil nuclear para ganar el dinero. En el caso de que se haga imposible la solución diplomática del problema norcoreano, se le presentarán al mandatario diferentes opciones".
Los altos funcionarios del círculo político y la administración de EE.UU. hablan sin escrúpulos de la opción militar contra la RPDC y divulgan el rumor de "amenaza de misil nuclear del Norte de Corea".
Esto es una expresión del descontento de la banda de Trump sobre la evolución de la situación de la Península Coreana hacia la distensión y la paz y muestra su malsano intento de dar marcha atrás al clima de reconciliación Norte-Sur y volver a dar el enfoque internacional a la "desnuclearización" de la RPDC.
Ahora todo el mundo está muy alegre por el ambiente de reconciliación y cooperación creado en la Península Coreana gracias a la iniciativa y la decisión magnánima de la RPDC deseando que los inminentes Juegos Olímpicos Invernales sean una oportunidad de paz y reconciliación entre ambas partes coreanas.
En contraste, EE.UU. está desesperado para romper este ambiente preparado a duras penas.
Agrava intencionalmente la situación emplazando en gran medida en la Península Coreana las flotillas de portaaviones nucleares Carl Vinson, Ronald Reagan y Stennis, los bombarderos estratégicos nucleares B-2 y B-52 y otros pertrechos de guerra nuclear, y al mismo tiempo, trata de frenar la evolución positiva de la situación mediante la intensificación de la sanción anti-RPDC.
Hace poco, convocó en Canadá la "reunión de cancilleres" de los países derrotados en la pasada guerra coreana insistiendo en "elevar la eficiencia de la estrategia de máxima presión, incluso el bloqueo marítimo, bajo el patrocinio de EE.UU."
La verdadera intención de EE.UU. es tildar a la RPDC de "provocadora", incitar a la sociedad internacional a la campaña de sanción y presión contra ella e impedir la mejora de las relaciones íntercoreanas.
Todos los hechos demuestran que EE.UU. no desea el alivio de tensión ni la paz de la Península Coreana sino la agravación de la situación y la guerra.
La sociedad internacional deberá ver correctamente quién desea de veras la paz de la Península Coreana y la región y quién es el culpable principal que amenaza la paz y estabilidad del mundo. 

ACNC comenta el movimiento de comfrontacion de EE.UU. y el Sur de Corea

Pyongyang, 31 de enero (ACNC) -- Se observan acciones anormales de confrontación opuestas a la corriente de alivio de tensión en la Península Coreana.
Hace poco, Estados Unidos y las autoridades surcoreanas realizaron en Washington la 2ª reunión de alto rango del mecanismo de consulta sobre la estrategia diplomática y del disuasivo ampliado de defensa nacional y discutieron la expansión de la ubicación rotativa de las propiedades estratégicas de EE.UU. en el Sur de Corea y su contorno, el mantenimiento del "sistema de cooperación contra el Norte (de Corea)", etc.
Se pone de relieve la peligrosidad de la reunión porque ésta coincide con que EE.UU. está introduciendo sucesivamente los bombarderos estratégicos nucleares y las flotillas de ataque de portaaviones nucleares en los alrededores de la Península Coreana e impulsando sigilosamente los preparativos para la operación especial secreta en el tiempo de emergencia.
Hemos revelado y advertido varias veces el intento de EE.UU. que impide la unidad de la nación coreana y busca sólo el empeoramiento de la situación diciendo por una parte que "apoya" y "aplaude" las conversaciones Norte-Sur de Corea.
Detrás de la cortina del diálogo, el imperio yanqui desarrolla oficialmente el simulacro criminal para regularizar y planificar la confrontación militar anti-RPDC.
Todo el hecho demuestra que ha llegado a la fase de ejecución activa el intento malsano de EE.UU. que trata de bloquear la actual corriente de mejoramiento de relaciones íntercoreanas e inducirla otra vez a la confrontación y conflicto.
Ahora es el tiempo en que toda la nación coreana y la sociedad internacional deben ver correctamente el verdadero intento de EE.UU. al respecto de las conversaciones y la paz.
En particular, las autoridades surcoreanas deben despertarse de su letargo.
Les preguntamos si es justo conversar con la RPDC por una parte y por la otra, perseguir la confrontación militar anti-RPDC en confabulación con EE.UU.
Es muy claro que la introducción en la Península Coreana y su contorno de gran cantidad de los medios de ataque nuclear estadounidenses agrandará más la peligrosidad de estallido de guerra nuclear en vez de la paz en esta región y creará la coyuntura de tensión extrema.
Si las autoridades surcoreanas siguen dejándose llevar por EE.UU. sin percatar su intento malsano de usar al Sur de Corea como eterno testaferro de guerra y carne de cañón de la guerra nuclear poniéndole en las trampas de subyugación como "mecanismo" y "alianza".
Las autoridades surcoreanas deben tener bien presente que puede ser paralizado el mejoramiento de relaciones N-S, iniciado a duras penas, y arruinado el destino de ellas.
Son incompatibles las conversaciones y la confrontación.
Toda la nación coreana debe rechazar rotundamente la confabulación militar entre EE.UU. y las autoridades surcoreanas que contraviene a la atmósfera de reconciliación N-S.