Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

martes, 4 de julio de 2017

CRPP exige al mandatario surcoreano tomar actitud correcta en relaciones N-S

Pyongyang, 22 de junio (ACNC) -- A la pregunta formulada por un reportero de la ACNC con respecto a que el actual mandatario surcoreano habla mal de la RPDC, el vocero del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria de la RPDC dio ayer la siguiente respuesta:
Después de la toma del poder, el actual mandatario surcoreano habla tanto de la solución del problema mediante la ejecución de acuerdos íntercoreanos y el diálogo, por una parte, y por la otra, sigue pronunciando palabras irritantes a la connacional RPDC.
En contra de su promesa sobre la mejora de relaciones íntercoreanas presentada durante las pasadas "elecciones presidenciales", chismea en lugares oficiales y extraoficiales que "con sus actos provocadores, el Norte (de Corea) no conseguirá otra cosa que el aislamiento internacional y las dificultades económicas" y "hay que presionar y sancionar al Norte manteniendo la fuerte cooperación con la sociedad internacional". Así no vacila en cuestionar las medidas de la RPDC para el incremento de fuerzas armadas nucleares.
En su "discurso" pronunciado en la "ceremonia conmemorativa del 17º aniversario de la Cumbre Sur-Norte del 15 de Junio", él dijo que "el desarrollo de armas nucleares y misiles del Norte es el punto de seria preocupación que amenaza la paz y estabilidad de la región y la sociedad internacional" y la "acción del Norte es diferente a su palabra porque desarrolla en alto nivel las armas nucleares y misiles si bien urge el respeto y la ejecución de la Declaración Conjunta del 15 de Junio y la Declaración del 4 de Octubre".
No cabe duda que todas esas palabras no son nada más que una artimaña para imputar a la RPDC la responsabilidad del estancamiento de relaciones íntercoreanas debido a su conducta injusta.
El mandatario surcoreano trata de mantener su honra acusando con bajeza a la parte connacional, pero esto es un acto suicida que le llevará a la situación más desesperada.
Él debe tomar una posición correcta sobre los vínculos íntercoreanos dejando de pronunciar palabras absurdas e insensatas que ofenden a la contraparte.
Tendría que dar la partida responsable en esta disyuntiva fatal; dejar huellas dignas en la historia nacional al resolver el problema de relaciones N-S asumiendo la posición de "Entre nosotros, los connacionales" y poniéndose al lado de los manifestantes con velas encendidas o repetir el antecedente trágico de sus predecesores al cabo de lisonjear a las fuerzas ajenas y los conservadores y dejarse llevar por ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario