Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

lunes, 17 de julio de 2017

ACNC comenta movimientos de Abe para crear el ambiente anti-RPDC

Pyongyang, 17 de julio (ACNC) -- En estos días, el premier japonés Abe se rasga las vestiduras para formar la atmósfera de sanción y presión contra la República Popular Democrática de Corea acusando las medidas de autodefensa.
Durante su reciente gira por Europa, Abe se reunió con los ministros de alto rango de la Unión Europea y los jefes de gobierno de varios países y abogó por recrudecer la presión y sanción anti-RPDC calificando las medidas de ella como "amenaza a la paz y seguridad internacionales" y "grave desafío".
La actitud de Japón, que instiga la confrontación hasta en los países fuera de la región cuestionando la ya tensa situación regional, demuestra plenamente su intento de sacar provechos propios exagerando la "amenaza" de alguien.
Recientemente, se hacen más abiertas en Japón las maniobras para enmendar la Constitución con vistas al renacimiento del militarismo y la expansión a ultramar.
En mayo pasado, Abe presentó por primera vez el "horario de modificación de la Constitución" y afirmó que según ello, enmendará el artículo 9 y pondrá en vigencia en el año 2020 la nueva carta magna.
En junio, el Partido Democrático Liberal anunció que establecerá dentro de este año el proyecto de enmienda y lo someterá a la votación en la sesión de la Dieta que se abrirá en la primavera de 2018.
Tales movimientos de los reaccionarios derechistas tropiezan con el fuerte rechazo de nacionales y extranjeros.
A principios de este mes, el Partido Democrático Liberal, dirigido por el premier Abe, sufrió gran derrota en las elecciones de la asamblea general de la metrópoli de Tokio y se desciende en picada la tasa de apoyo a esta organización. Esta realidad complica la enmienda de la Constitución y está amenazando hasta la existencia del "régimen de Abe".
Bajo tales circunstancias, los reaccionarios japoneses anuncian a bombo y platillos la "amenaza" de alguien con el objetivo de calmar la fuerte protesta del interior y el exterior contra la modificación constitucional y realizar a toda costa su ambición de expandirse a ultramar. Además, piensan eludir de la misma manera la crisis política de ellos mismos.
No se puede ocultar por nada el siniestro intento del país isla.
Ahora se escuchan en Japón las críticas al "entrenamiento de evacuación de misiles norcoreanos", patrocinado por el gobierno japonés, tales como "este ejercicio no tiene ningún sentido real" y "persigue el objetivo de crear la atmósfera favorable a la cohesión interna al pregonar en el nivel gubernamental la amenaza proveniente del Norte de Corea y engendrar artificialmente un enemigo externo" y "el gobierno querrá decir que no se puede frenar la amenaza del Norte si no enmienda la Constitución".
La sociedad internacional recuerda bien el antecedente criminal de Japón, que so pretexto de la situación regional, vino desvirtuando poco a poco la Constitución pacifista, y observa con vigilancia su tendencia a repetir los crímenes del pasado.
Lo que corresponde a Japón es corregir su vicio de acusar a otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario