Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

lunes, 3 de julio de 2017

ACNC comenta acto verval negativo de Kang Kion Hwa

Pyongyang, primero de julio (ACNC) -- La ministra de Relaciones Exteriores del Sur de Corea, Kang Kyong Hwa, pronuncia por estos días unos disparates sobre la RPDC.
Tan pronto como fuera nominada como candidata a ministra, ella dijo que el "problema nuclear del Norte es la mayor prioridad" y "participará activamente en la cooperación internacional para interrumpir el desarrollo en alto nivel de la capacidad de misiles nucleares del Norte y frenar su provocación adicional".
Específicamente, acusó absurdamente a la RPDC chismeando que "el cese del turismo al monte Kumgang y el cierre de la Zona Industrial de Kaesong son resultados de los actos provocativos sin precedentes del Norte".
Después de su investidura, se reunió con prisa con el comandante de las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea, el encargado de negocios a.i. de EE.UU. en el Sur de Corea, el presidente del Consejo de Relaciones Exteriores y otras figuras estadounidenses.
En esas ocasiones, expuso su atributo servil a EE.UU. y conflictivo con la parte connacional preconizando la "consolidación de alianza Sur de Corea-EE.UU." e insistiendo en aprobar el "proyecto de resolución de DDHH del Norte" en la ONU.
Su comportamiento es igual al de Yun Pyong Se quien se dedicaba a los actos proyanquis y fratricidas actuando como brazo de Park Geun-hye. Igualmente, deviene el desafío frontal a la voluntad de los manifestantes con velas que desean la paz y estabilidad como producto del mejoramiento de relaciones N-S.
Kang hace alarde de su carrera diplomática en la ONU, pero no tiene el antecedente de considerables actividades diplomáticas para EE.UU., China, Japón y otros países periféricos de la Península Coreana ni había manejado personalmente el problema coreano.
En la esfera de DDHH y el humanitarismo de que ella se cree especialista, tampoco hizo cosas en favor de la connacional RPDC ni de los vínculos N-S.
Tan pronto como fuera nombrada como ministra de Relaciones Exteriores, esa mujer repite los disparates de los vendepatrias proyanquis, hecho que deja conocer en claro cuál rumbo va a tomar la diplomacia surcoreana.
Se puede imaginar también cómo será el resultado de la visita a EE.UU. del mandatario surcoreano.
Será repudiado por la población levantada con velas si alguien piensa sólo en obtener el reconocimiento de las fuerzas conservadoras a su "concepción de seguridad" y congraciarse con el patrón gringo sin hacer caso de la demanda de todos los compatriotas.
Los habitantes surcoreanos no olvidan estas palabras dichas hace unos días por Kang en la ceremonia de su investidura: "la diplomacia que demanda la época actual es la que recoge la voluntad del pueblo y se comunica con éste".
Cualquier persona deberá pensar en serio en las desgracias que trae el malsano acto verbal.
Las autoridades surcoreanas deben tener presente que les observan siempre los manifestantes con velas encendidas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario