Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 17 de mayo de 2017

Lanzamiento de "Hwasong-12" es el jaque mate en el enfrentamiento con EE.UU.

  Pyongyang, 17 de mayo (ACNC) -- Cuando tuvieron noticia del exitoso lanzamiento de prueba del cohete balístico estratégico tierra-tierra de mediano y largo alcance del tipo "Hwasong-12", los militares y habitantes coreanos se congratulan calificándolo de gran evento a ser registrado en letras mayúsculas en la historia de construcción de la potencia nuclear del Juche y de acontecimiento histórico que dio jaque mate en la confrontación con los imperialistas yanquis que continúa de siglo en siglo.
    En entrevista con la ACNC, el oficial del Ejército Popular de Corea, Ri Song Il, dijo como sigue:
    El disparo solemne de nuestro "cohete Juche" manifiesta a todo el mundo el poderío de la industria de defensa nacional de la Corea del Juche que ocupa dignamente la posición de potencia nuclear del Oriente y la coheteril de Asia.
    Si EE.UU. se atreve a atacar a nuestro país, sufrirá los desastres más grandes de la historia.
    Nuestras fuerzas armadas revolucionarias están equipadas de las armas nucleares superprecisas y diversificadas y medios de golpe nuclear y reducirán a cenizas los bastiones de agresión y mal.
    El obrero del Complejo de Locomotoras Eléctricas Kim Jong Thae, Han Chol Man, expresó al mismo medio que el gran éxito en el lanzamiento arriba referido manifestó la superioridad de la Corea del Juche y su inagotable potencialidad de desarrollo.
    El estudiante de la Universidad Técnica Kim Chaek, Ko Kyong Nam, extendió cordiales felicitaciones a los funcionarios, científicos y técnicos de la rama de investigación de cohetes.
    El nacimiento del "cohete Juche" significa otra manifestación patente del temperamento de la Corea socialista que avanza hacia la victoria final en el principio de autofortalecimiento, apuntó.
    Redoblamos la convicción de que siempre habrá victorias y glorias en la marcha que emprendemos bajo la guía del gran Partido, concluyó.

domingo, 14 de mayo de 2017

Portavoz de CRN condena intento de resucitar oscurantismo en el Sur de Corea

Pyongyang, 13 de mayo (ACNC) -- Tanto para el país y la nación como para el desarrollo sano y el futuro de la sociedad surcoreana, la horda de conservadores surcoreanos debe ser eliminada una vez por todas.
    Exige así el portavoz del Consejo de Reconciliación Nacional en su declaración publicada el día 13 y continúa:
    Condenados a la severa sentencia, ellos están empantanados ahora en el charco de la historia en que cayeron por haber cometido imperdonables crímenes desafiando a la opinión pública y a la corriente de tendencia actual.
    En las recientes elecciones "presidenciales", Hong Jun Phyo y otros connotados elementos conservadores trataron de arrebatar de nuevo el poder agrupando la chusma partidaria de Park Geun-hye y reclamando la "reagrupación" y la "gran unidad", lo cual fue la última payasada de los deformados y trastornados mentalmente.
    La campaña para reagrupar a los dispersados elementos conservadores hizo recordar el enredo de las víboras.
    Lo más repugnante del caso es que ellos acusaron perversamente a la RPDC tomando como consigna de reagrupación la "crisis de seguridad" y la "liquidación de fuerzas seguidoras al Norte".
    Lo que hizo hasta ahora el poder conservador es haber convertido el Sur de Corea en la tierra medieval de fascismo y oscurantismo y el infierno para la vida y derechos del pueblo y extremado la confrontación fratricida con su fiebre bélica anti-Norte.
    Por esta razón, cuando ocurrió el escándalo político sin precedentes, los habitantes surcoreanos ya condenaron a la pena capital a Park Geun-hye, diabla de Chongwadae, y todos sus cómplices conservadores.

EE.UU. es enemigo jurado del pueblo coreano

 Pyongyang, 13 de mayo (ACNC) -- La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) y el Servicio Nacional de Inteligencia del Sur de Corea (SNI) cometieron un atentado terrorista de Estado contra la Dirección Suprema de la RPDC por conducto de materias bioquímicas, lo que excita al máximo a los militares y civiles coreanos.
    El presente caso grave demuestra la intención pueril de EE.UU. y su lacayo surcoreano de descomponer por todos medios la unidad monolítica de los militares y los habitantes coreanos en torno al partido y el líder.
    Históricamente, el imperialismo norteamericano vino perpetrando los actos terroristas contra la RPDC.
    En la década de 1950, los yanquis desataron la guerra de agresión contra la RPDC para eliminarla en su cuna.
    En aquel entonces, el imperio instrumentalizó la ONU para satisfacer su ambición de dominación del mundo mediante el terrorismo estatal.
    Luego, manipuló sucesivamente las provocaciones entre otras el caso del barco espía "Pueblo", el de avión EC-121, el de Phanmunjom, etc., llevando la situación de la Península Coreana al borde de la guerra posible a extenderse a la nueva guerra mundial.
    En la década de 1990 cuando se desarrollaba la confrontación nuclear entre la RPDC-EE.UU., el segundo se valió del terrorismo estatal al acusar al primero como "criminal nuclear" y aislarlo internacionalmente. Al no salirse con la suya, recurría a la sanción económica.
    Al no poder asustar al pueblo coreano con los métodos militares y de sanción, EE.UU. buscó su salida en el terrorismo político de Estado.
    En 2012, bajo el amparo y control de EE.UU., la banda títere surcoreana infiltró a los terroristas crueles para destruir las estatuas de bronce de los Líderes coreanos y las obras monumentales.
    En los últimos días conspiró el terrorismo dinamitero contra la Dirección Suprema de la RPDC en el acto en el Palacio del Sol Kumsusan y el desfile militar y manifestación multitudinaria.
    Para colmo, inventó el método de asesinato por conducto de los elementos radiactivos, nano-sustancias tóxicas y otras materias bioquímicas sin pasar acceso a la Dirección Suprema y dio misión a los terroristas.
    El ejército y pueblo coreanos no estarán con brazos cruzados ante tales atentados terroristas políticos de Estado y redoblan la decisión de eliminar a todos los organizadores de esa conspiración y hasta sus bastiones. 

lunes, 8 de mayo de 2017

Coreanos no perdonaran a los terroristas de CIA y SNI

Pyongyang, 6 de mayo (ACNC) -- Tan pronto como se transmitiera la declaración del portavoz del Ministerio de Seguridad Estatal de la República Popular Democrática de Corea, los trabajadores, habitantes y oficiales y soldados del Ejército Popular de Corea alzan las voces de aniquilar sin piedad a los tipejos de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos y el Servicio Nacional de Inteligencia del Sur de Corea que han promovido en absoluto secreto el complot de terrorismo estatal contra la Máxima Dignidad de la RPDC.
    Entrevistado con la ACNC, el obrero del Complejo Termoeléctrico de Pukchang, Kim Jong Son dijo que no puede contener más al informarse el hecho de que la CIA y el SNI han tramado una conspiración inimaginable para atentar a la Dirección Suprema de la RPDC por conducto de las sustancias bioquímicas.
    Apuntó que ya que no pueden frenar la marcha de la Corea socialista con la sanción y aislamiento, los conspiradores hacen últimos esfuerzos.
    Señaló que los militares y habitantes coreanos castigarán a todos los delincuentes que abrigan un sueño nunca realizable.
    El morador la ciudad de Haeju de la provincia de Hwanghae del Sur, Han Jong Chon subrayó que hay que buscar y exterminar a los organizadores, colaboradores y seguidores de la presente conspiración, aunque están en cualquier lugar de este planeta.
    El oficial del EPC, Jon Myong Chol recalcó que es evidente que se cometerá otro crimen de peor calaña, si se dejen intactos los nidos de conspiración y complot, incluso la CIA de EE.UU. y el SNI del Sur de Corea, colectivos de terrorismo más bestial del mundo.
    No podemos estar con brazos cruzados, apuntó y señaló que hay que librar de manera sucesiva y en alto grado el combate antiterrorista a estilo coreano.