Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

viernes, 7 de abril de 2017

MINREX publica memorando sobre la justeza de opcion tomada por la RPDC

 Pyongyang, 6 de abril (ACNC) -- El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo público el día 6 un memorando para revelar la responsabilidad de EE.UU. por la situación de la Península Coreana a punto de guerra termonuclear y argumentar la justeza y legitimidad de la inevitable opción autodefensiva tomada por la RPDC frente a la grave situación.
    Cada vez que EE.UU. y sus seguidores cometían graves actos provocativos contra la RPDC, hemos advertido en decenas de ocasiones que sus aventuras militares devienen la declaración de guerra y la responsabilidad de todas sus consecuencias recaerá enteramente sobre esos provocadores, señala el memorando y enumera los datos referentes.
    Desoyendo la reiterada advertencia de la RPDC, EE.UU. comete actos desafiantes de manera más intensiva, revela el documento y continúa:
    Debido a las maniobras anti-RPDC de la actual administración norteamericana que se tornan más siniestras que nunca, la Península Coreana se encuentra en la crisis de guerra y la RPDC se vio obligada a poner en práctica su repetida advertencia dada a EE.UU. haciendo uso de la máxima paciencia.
    La campaña de aplastamiento anti-RPDC que desarrollan EE.UU. y sus satélites resulta evidentemente un crimen de guerra en virtud de los reglamentos internacionales universales.
    La RPDC tiene el derecho legítimo a frustrar con el resuelto ataque preventivo las maniobras de agresión y de guerra real y total de EE.UU. contra ella.
    La opción autodefensiva de la RPDC contra los actos hostiles y bélicos de EE.UU. será la justa guerra para eliminar de raíz los bastiones de agresión y lograr la reunificación de la patria, deseo más grande de la nación coreana.
    En el caso de desatarse la guerra en la Península Coreana, la responsabilidad recaerá sobre EE.UU., sea quien fuera el iniciador de ataque preventivo. Es que este imperio practicó incesantemente la política hostil a la RPDC e insatisfecho con esto, armó el alboroto bélico introduciendo en la Península Corea incontables propiedades estratégicas nucleares y medios de operaciones especiales.
    Una vez iniciado el ataque de la RPDC, esto destruirá con precisión sólo los blancos militares de EE.UU. y sus satélites que la apuntan. Y la RPDC, signataria de la Convención de la Ginebra del 12 de agosto de 1949, observará los reglamentos correspondientes.
    Como ya hemos aclarado, buscaremos con responsabilidad las medidas para proteger los legítimos intereses económicos de otros países en el Sur de Corea.
    La sociedad internacional debe justipreciar la grave situación creada en la Península Coreana y respetar la opción autodefensiva de la RPDC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario