Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

martes, 21 de junio de 2016

Investigador coreano denuncia aumento armamentista de EEUU en Peninsula Coreana

Pyonyang, 21 de junio (ACNC) -- Kim Hyon Su, investigador superior del Instituto de Desarme y Paz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea, hizo público un comentario revelando y criticando el aumento armamentista de Estados Unidos que pone en peligro la paz y estabilidad de la Península Coreana y la región.
    Llega a la etapa grave el aumento armamentista de EE.UU. que busca la guerra, reitera el investigador y prosigue:
    El día 13, el submarino nuclear norteamericano Mississippi llegó al Puerto de Pusan del Sur de Corea.
    Mississippi, que entró en armada en 2012, tiene un tonelaje de 7 mil 800 y está equipado con los aparatos de lanzamiento simultáneo de 12 misiles cruceros y 4 lanzatorpedos. Tiene por su misión atacar los buques de guerra y submarinos del rival y asegurar al mismo tiempo el cumplimiento de operaciones especiales.
    Llegaron al Sur de Corea y su contorno por primera vez en la historia las flotillas de portaaviones nucleares norteamericanos Stennis y Ronald Reagan.
    Bajo el pretexto de ampliar el teatro operacional de la séptima flota de las fuerzas marítimas de EE.UU. con su base en Japón, fueron ubicadas en Asia oriental las escuadras de reacción en el Pacífico de la tercera flota que incorpora los destructores provistos de misiles cruceros Spruance y Momsen.
    EE.UU. está anunciando que seguirá despachando a esa región mucho más buques de guerra.
    Es conocido que la "estrategia de reequilibrio de Asia-Pacífico" de EE.UU., que pretende desplegar en esta región más de 60% de sus fuerzas marítimas hasta el año 2020, tiene como su objetivo mantener la hegemonía político-militar en la región y toma a la RPDC como el blanco de primer golpe.
    Últimamente, se divulga abiertamente en EE.UU. el plan de "operación de ataque aéreo de precisión", cuya misión principal reside en "exterminar" las instalaciones nucleares y los medios estratégicos de la RPDC. Si se toma en cuenta este hecho, resulta más grave la llegada al Sur de Corea del submarino nuclear ultramoderno dotado de misiles cruceros que son medios principales para cumplir la susodicha misión.
    EE.UU. inventa sin cesar diferentes "guiones de guerra" contra la RPDC e introduce en el Sur de Corea sus armas estratégicas, lo cual evidencia que con los esfuerzos unilaterales de una parte no se puede aliviar la tensión ni preservar la seguridad en la Península Coreana.
    Perplejo ante la fuerte condena y crítica de la RPDC y otros países regionales, EE.UU. dice que la entrada de Mississippi en el Puerto de Pusan es una "visita normal y planeada ya hace varios meses".
    Tal sofisma comprueba que el imperio norteamericano se dedica de manera planificada y cotidiana a la campaña anti-RPDC con el propósito de crear de continuo el círculo vicioso de enfrentamiento y agravación de tensión en la Península Coreana y su contorno, impedir la prosperidad de la RPDC y derrocar su régimen al final.
    Ya que continúan las maniobras anti-RPDC, ésta mantendrá con más firmeza su línea de desarrollo paralelo de la construcción económica y las fuerzas armadas nucleares, la cual es la única opción para defender la dignidad y soberanía de la nación y mejorar cuanto antes la vida de la población.
    Se hizo más evidente que la repetida agravación de tensión en la Península Coreana se debe al criterio hostil de EE.UU. sobre la RPDC.
    Esta vez también, EE.UU. tomó una decisión frívola y equivocada en lo estratégico.
    La RPDC está preparada tanto para el diálogo como para las medidas físicas.
    Si en la Península Coreana acontece lo que nadie desea, su responsabilidad recaerá totalmente sobre EE.UU.
    Si EE.UU. quiere sobrevivir, deberá abandonar de inmediato sus anacrónicas e imprudentes maniobras bélicas anti-RPDC que se orientan a la toma de hegemonía mundial. -0-

sábado, 18 de junio de 2016

ACNC comenta la politica exterior de Japon sobre crimen de exclavitud sexual

 Pyongyang, 18 de junio (ACNC) -- Japón presentó como su inminente política exterior impedir el registro de los datos sobre el crimen de esclavitud sexual para el viejo ejército japonés como patrimonio de memoria de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
    Cuando más de 10 entidades civiles de China, Holanda y otros países y regiones presentaron la petición de registro de 2 mil 744 datos, el director del secretariado del gabinete y el canciller de Japón protestaron diciendo que "tomarán las medidas necesarias, incluso la reforma institucional, para que la UNESCO no fuera abusada con fines políticos" y "expresarán correctamente la posición de Japón y reaccionarán en serio".
    Produce las condenas de la sociedad internacional esa actitud cínica y gangsteril tendente a embellecer y encubrir sus crímenes de lesa humanidad y la historia de agresión sangrienta despreciando hasta las costumbres internacionales y las organizaciones internacionales como hace su impertinente amo norteamericano.
    Registrar el crimen de esclavitud sexual de Japón, que desafió a la civilización de la humanidad, como patrimonio de memoria de la UNESCO, organización con la misión de facilitar la cooperación internacional en los dominios de la educación, ciencias y cultura, deviene la demanda de la historia para prevenir los crímenes de guerra y defender juntos la paz y la dignidad de la humanidad.
    En el tiempo pasado, los imperialistas japoneses arrestaron a 200 mil coreanas y las mujeres de otros países movilizando la autoridad gubernamental y militar y las llevaban a los campos de guerra para obligarles la vida de esclava sexual.
    Por mucho que Japón trate de negar esa historia, la esclavitud sexual es una verdad de la historia que no será invertida nunca.
    Sin embargo, deja consternado a todo el mundo la actitud de los gobernantes japoneses sobre el caso.
    En las negociaciones con los títeres surcoreanos sobre el mismo tema, realizadas a finales del año pasado, Japón eludió la responsabilidad estatal a cambio de pagar un poco de dinero. Después, el premier japonés niega más abiertamente el crimen disparateando que "no hay prueba de arresto forzoso" e impone al "gobierno" surcoreano a remover la estatua de esclava sexual.
    Por otra parte, el director del secretariado del gabinete se mostró quejoso diciendo que es muy lamentable la sospecha del alto comisionado de la ONU para los derechos humanos sobre el "acuerdo" Japón-Sur de Corea sobre el caso de esclavitud sexual.
    Hace poco, en cuanto a la pregunta del Comité de la Eliminación de Discriminación contra Mujeres de la ONU, el gobierno japonés expuso la posición oficial de que "no se ha descubierto la prueba del arresto forzoso de consoladoras sexuales por parte del ejército japonés".
    Esto significa que aún después del "acuerdo" Japón-Sur de Corea, el país isleño sigue intentando negar ante la sociedad internacional el carácter forzoso de la esclavitud sexual.
    Al cabo de criticar el registro en el año pasado del "documento de masacre en Nanjing" como patrimonio de memoria mundial de la UNESCO, demandó modificar el sistema de análisis de esta organización.
    No se puede pensar en el presente y futuro limpios sin expiar el pasado ignominioso.
    Es una desgracia para Japón su necio intento de ocultar la verdad de la historia. -0-

MINREX de RPDC entrega carta a secretario de ONU

   Pyongyang, 15 de junio (ACNC) -- El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) entregó el día 13 al Secretariado de la ONU la carta aprobada en la conferencia conjunta del gobierno, los partidos políticos y las entidades de la RPDC efectuada el día 9 en esta capital.
    Es inmutable la voluntad del Partido del Trabajo de Corea y el gobierno de la RPDC de abrir decididamente el ancho camino para solucionar el problema de las relaciones entre ambas partes coreanas y la reunificación de la patria en acato a la línea y orientación presentadas por el Presidente del PTC, Kim Jong Un, y se inició la lucha por ejecutarlo.
    Así inicia la misiva y continúa:
    Lo problemático es que cuál actitud y posición toma la ONU que tiene profundas relaciones con la división y la reunificación de Corea y debe desempeñar un rol importante en estos asuntos.
    Francamente dicho, la ONU tiene la responsabilidad histórica, legal y moral de no dar espaldas al asunto de la reunificación de Corea.
    Aunque pase mucho tiempo, serán imborrables los crímenes de la ONU que permitió a EE.UU. abusar de su nombre en intervenir injustamente en el problema coreano, fijar la división del Norte y el Sur y enviar las fuerzas multinacionales a la guerra de agresión en la década de los 50 del siglo pasado acarreando las calamidades y sacrificios a los inocentes habitantes coreanos.
    Si la ONU no olvida su misión y deber de defender la paz y la seguridad de la humanidad y aspirar a la independencia del mundo y la justicia, debe ayudar sinceramente la lucha del pueblo coreano por realizar de manera independiente y pacífica la reunificación del país, así que debe indemnizar el daño impuesto por si mismo.
    Pero, ahora también, bajo el control trasero de EE.UU., la ONU trata injustamente a la RPDC, Estado soberano legítimo y digno miembro de la ONU, y se adhiere no a la reunificación sino a la perpetuación de la división de la Península Coreana.
    La ONU no debe poner gran obstáculo en la aspiración y el desarrollo independientes ejerciendo presión a los países pequeños inclusive la RPDC con la pauta de doble rasero centrado en un país, sino hacer merecida contribución a la correcta solución de los problemas presentados al ver correctamente su esencia con el punto de vista imparcial y sereno.
    La ONU debe comprender bien y apoyar nuestra voluntad de establecer el sistema de paz duradera en la Península Coreana y preparar el ambiente favorable a la reunificación de la patria.
    Si desea de veras la paz y la seguridad de la Península Coreana y la región, la ONU debe ejercer la influencia para que EE.UU. renuncie la injusta ambición de agresión y la política de hostilidad a la RPDC.
    Si desprecia la realidad de varios decenios sin calar a fondo la injusticia y la peligrosidad de la teoría de "unificación mediante la fusión de regímenes" en que se obstinan unilateralmente las autoridades surcoreanas, la ONU obtendrá la deshonra de organización impotente que se deja engañar por las tretas malintencionadas y sucias.
    En particular, si el secretario general y otras personalidades principales que tienen el timonel de la ONU bailan al son de EE.UU., acostumbrado al despotismo y las arbitrariedades, aunque expresan la voluntad de intervenir en la mejora de relaciones íntercoreanas y el problema de reunificación de Corea, la ONU se hará un aparato carente de justicia e imparcialidad y una marioneta sin juicio propio ni autoridad.
    Ahora estamos en el tiempo importante en que se deciden el destino y el futuro de la nación coreana y tenemos la firme voluntad de abrir el ancho camino de reunificación independiente al mejorar decisivamente las relaciones íntercoreanas.
    La ONU debe justipreciar la aspiración de la nación coreana y la tendencia de la época y hacer lo que debe hacer como organización con la misión de asegurar la paz.
    Esperamos que el secretario general y otras personalidades responsables del Secretariado de la ONU hagan aporte al alivio de tensión de la Península Coreana y a la solución del problema de reunificación de Corea, asuntos de mayor atención mundial, de modo que se escriba una página significativa en la historia de la ONU.