Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 7 de septiembre de 2016

FDRP llama a acabar con ocupacion de EE.UU. sobre Sur Corea

  Pyongyang, 7 de septiembre (ACNC) -- El Comité Central del Frente Democrático para la Reunificación de la Patria emitió el día 7 un llamamiento a toda la nación coreana con motivo del 71º aniversario desde cuando las tropas agresoras norteamericanas ocuparon el Sur de Corea.
    El documento revela que en el mundo no hay otra barbaridad tan extravagante, atrevida e ilícita como la ocupación del suelo surcoreano por parte de los invasores norteamericanos, y continúa:
    Los invasores norteamericanos dividieron en dos partes el territorio patrio y la nación homogénea y actuaron durante varios decenios como gobernadores del Sur de Corea, pero no tienen ni un papel de documento ni un párrafo de convenio para respaldarla.
    Los imperialistas yanquis convirtieron el Sur de Corea en su eterna colonia formando y sustituyendo consecutivamente a sus lacayos fieles, y obstaculizan de manera artificial el camino de la reunificación de la nación coreana impulsando a sus sirvientes pronorteamericanos a la hostilidad, el enfrentamiento, la agresión y la campaña de aplastamiento contra la República Popular Democrática de Corea.
    Las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea constituyen la fuente de todos los desastres y sufrimientos registrados en la historia moderna de la nación coreana, el pronombre de la agresión y la guerra, y el símbolo de la injusticia y la maldad.
    La retirada de las tropas norteamericanas ocupantes del Sur de Corea es la apremiante tarea política y asunto de interés inminente de la sociedad internacional y los países periféricos que desean la estabilidad y el desarrollo de la región.
    Las fuerzas progresistas del mundo aspirantes a la justicia y la paz deben prestar la atención merecida a la lucha antiyanqui y antibélica de la nación coreana que continúa siglo tras siglo y apoyar activamente su justa y sagrada guerra por la retirada de las tropas norteamericanas estacionadas en el suelo surcoreano.
    EE.UU. debe darse clara cuenta de que no tiene ningún pretexto para mantener la presencia de sus uniformados en el Sur de Corea.
    Si los invasores norteamericanos no quieren perder su vida en la segunda guerra coreana y convertirse en restos mortales sin certificados de servicio militar que vagabundearán varios siglos, deben tomar una opción correcta en el dilema de hoy.
    Nadie puede detener el avance de la nación coreana, decidida a expulsar a los agresores norteamericanos y abrir una nueva era de la reunificación independiente, la paz y la prosperidad.
    La victoria final es de la nación coreana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario