Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

martes, 21 de junio de 2016

Investigador coreano denuncia aumento armamentista de EEUU en Peninsula Coreana

Pyonyang, 21 de junio (ACNC) -- Kim Hyon Su, investigador superior del Instituto de Desarme y Paz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea, hizo público un comentario revelando y criticando el aumento armamentista de Estados Unidos que pone en peligro la paz y estabilidad de la Península Coreana y la región.
    Llega a la etapa grave el aumento armamentista de EE.UU. que busca la guerra, reitera el investigador y prosigue:
    El día 13, el submarino nuclear norteamericano Mississippi llegó al Puerto de Pusan del Sur de Corea.
    Mississippi, que entró en armada en 2012, tiene un tonelaje de 7 mil 800 y está equipado con los aparatos de lanzamiento simultáneo de 12 misiles cruceros y 4 lanzatorpedos. Tiene por su misión atacar los buques de guerra y submarinos del rival y asegurar al mismo tiempo el cumplimiento de operaciones especiales.
    Llegaron al Sur de Corea y su contorno por primera vez en la historia las flotillas de portaaviones nucleares norteamericanos Stennis y Ronald Reagan.
    Bajo el pretexto de ampliar el teatro operacional de la séptima flota de las fuerzas marítimas de EE.UU. con su base en Japón, fueron ubicadas en Asia oriental las escuadras de reacción en el Pacífico de la tercera flota que incorpora los destructores provistos de misiles cruceros Spruance y Momsen.
    EE.UU. está anunciando que seguirá despachando a esa región mucho más buques de guerra.
    Es conocido que la "estrategia de reequilibrio de Asia-Pacífico" de EE.UU., que pretende desplegar en esta región más de 60% de sus fuerzas marítimas hasta el año 2020, tiene como su objetivo mantener la hegemonía político-militar en la región y toma a la RPDC como el blanco de primer golpe.
    Últimamente, se divulga abiertamente en EE.UU. el plan de "operación de ataque aéreo de precisión", cuya misión principal reside en "exterminar" las instalaciones nucleares y los medios estratégicos de la RPDC. Si se toma en cuenta este hecho, resulta más grave la llegada al Sur de Corea del submarino nuclear ultramoderno dotado de misiles cruceros que son medios principales para cumplir la susodicha misión.
    EE.UU. inventa sin cesar diferentes "guiones de guerra" contra la RPDC e introduce en el Sur de Corea sus armas estratégicas, lo cual evidencia que con los esfuerzos unilaterales de una parte no se puede aliviar la tensión ni preservar la seguridad en la Península Coreana.
    Perplejo ante la fuerte condena y crítica de la RPDC y otros países regionales, EE.UU. dice que la entrada de Mississippi en el Puerto de Pusan es una "visita normal y planeada ya hace varios meses".
    Tal sofisma comprueba que el imperio norteamericano se dedica de manera planificada y cotidiana a la campaña anti-RPDC con el propósito de crear de continuo el círculo vicioso de enfrentamiento y agravación de tensión en la Península Coreana y su contorno, impedir la prosperidad de la RPDC y derrocar su régimen al final.
    Ya que continúan las maniobras anti-RPDC, ésta mantendrá con más firmeza su línea de desarrollo paralelo de la construcción económica y las fuerzas armadas nucleares, la cual es la única opción para defender la dignidad y soberanía de la nación y mejorar cuanto antes la vida de la población.
    Se hizo más evidente que la repetida agravación de tensión en la Península Coreana se debe al criterio hostil de EE.UU. sobre la RPDC.
    Esta vez también, EE.UU. tomó una decisión frívola y equivocada en lo estratégico.
    La RPDC está preparada tanto para el diálogo como para las medidas físicas.
    Si en la Península Coreana acontece lo que nadie desea, su responsabilidad recaerá totalmente sobre EE.UU.
    Si EE.UU. quiere sobrevivir, deberá abandonar de inmediato sus anacrónicas e imprudentes maniobras bélicas anti-RPDC que se orientan a la toma de hegemonía mundial. -0-

No hay comentarios:

Publicar un comentario