Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

sábado, 14 de noviembre de 2015

ACNC condena atrocidades de EE.UU.en violacion de DD.UU.

 Pyongyang, 27 de octubre (ACNC) -- El crimen de violación de los derechos humanos cometido por los Estados Unidos vuelve a causar la consternación en el mundo.
    Como ya informado, el pasado día 3 las tropas norteamericanas estacionadas en Afganistán perpetraron bombardeos intensos contra un hospital en la provincia de Kunduz de este país.
    Por su resultado, fueron asesinadas decenas de personas incluso los niños, enfermos y médicos y se produjeron 37 heridos y 24 desaparecidos.
    Esto deviene el crimen antiético a ser investigado estrictamente y sometido al juicio, en nombre del mundo.
    Sin embargo, este país americano criminal reitera los disparates que esos bombardeos se ejecutaron a petición del ejército de Afganistán, en vez de reflexionar profundamente sobre sus asesinados a los inocentes civiles perpetrados sin hacer caso a la ley internacional.
    Esto deviene otra burla intolerable a numerosas personas asesinadas trágicamente por el bombardeo y a toda la humanidad que expresa gran odio ante los crímenes horribles.
    El reciente bombardeo no fue cometido a petición de alguien, sino es el resultado inevitable de la atroz política antiética de EE.UU. que utiliza todos los medios y métodos posibles para realizar su ambición de dominio mundial.
    Según esta política de matanza, el imperio provoca las guerras y promueve los conflictos internos en Granadas, ex Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia y otras partes del mundo y pisotean el derecho a existencia de numerosas personas convirtiéndolas en refugiados.
    En febrero de 1991, EE.UU. bombardeó un refugio antiaéreo de Irak asesinando a cientos de inocentes y en julio de 1988, derribó con misil a un avión civil de Irán matando a cientos de todos pasajeros.
    Es incontable el número de las matanzas sangrientas perpetradas por ese país americano en todas partes del mundo.
    EE.UU. es precisamente el Estado criminal antiético sin par y enemigo común de la humanidad que toma como su política estatal la perpetración sistemática e intencional del atroz crimen antiético.
    Lo que no podemos pasar por alto es que este reino de violación de derechos humanos, objeto de censura y condena de todo el mundo, acusa a otros países fingiendo del "juez de DDHH".
    Al decir la verdad, EE.UU. que cada día sufre muchas tragedias de violación de los derechos humanos no tiene calidad de hablar de los derechos humanos de alguien.
    El aprovecha el segundo artículo de su ley modificada para proteger la posesión de armas de los individuales que sirve de la causa raigal de los crímenes bárbaros y rechaza cabalmente en el parlamento todos los intentos de impedirla y limitarla.
    Eso es porque saca muchos provechos por el mantenimiento de la posesión de las armas y su venta libre.
    Por su resultado, el crimen por las armas deviene el tumor maligno incurable de EE.UU.
    Hace poco, se ocurrió en una universidad del estado de Oregon de EE.UU. una tragedia en que decenas de personas fueron asesinadas o heridas por el tiro sin puntería de un criminal.
    Con anterioridad, en septiembre pasado un policía asesinó con su pistola a un negro inocente.
    Como muestran los hechos arriba mencionados, todos los crímenes antiéticos en el suelo norteamericano son el producto de la ley de la selva y la omnipotencia de oro difundida en toda sociedad norteamericana.
    Los gobernadores de EE.UU son precisamente los autores que enferman la sociedad.
    La realidad muestra claramente que los politiqueros norteamericanos son los autores que promueven todo tipo de crímenes crueles en EE.UU. y asesinan salvajemente a los civiles agravando las guerras y conflictos en todas partes del mundo.
    Los crímenes antiéticos de EE.UU. que considera como modo de su vida la matanza y persecución contra el ser humano no se puede aniquilar sólo con las censuras y condenas, sino con la lucha unida de todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario