Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 19 de agosto de 2015

Portavoz de Departamento de Politica del CDN de la RPDC advierte a la banda de Abe

Pyongyang, 19 de agosto (ACNC) -- El portavoz del Departamento de Política del Comité de Defensa Nacional de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 19 una declaración con respecto a la "declaración del premier japonés Abe en ocasión del 70º aniversario de la derrota de Japón en la guerra del Pacífico" publicada el día 14.
    El documento aclara que la "declaración" de Abe debía estar penetrada por la reflexión sincera sobre su pasado lleno de crímenes sangrientos que dieron incontables pérdidas y sufrimientos inauditos al pueblo coreano y otros asiáticos.
    Pero, tan pronto como se publicó el documento fue el objeto del odio e indignación del interior y exterior del país, señala el documento y continúa:
    En su "declaración", Abe ocultó, disminuyó y evitó invariablemente los crímenes cometidos, lo cual deviene el desafío frontal a la soberanía y la dignidad de Corea y a la justicia internacional y la conciencia de la humanidad.
    Ese premier japonés, que recurrió a todas las artimañas para encubrir entre las páginas obsoletas de la historia sus imperdonables crímenes en vez de pedir perdón, es el prototipo de samuráis que heredó en el linaje de sangre la astucia y el carácter belicista y tiene como su credo político la idea reaccionaria ultraderechista.
    Tan pronto como se sentó en la silla del cochero del carruaje militarista que corre por el camino de la reagresión Abe se empeñó, antes que nada, en la modificación de ley para negar totalmente la posición legal del país criminal y país derrotado que no tiene derecho a dar la amenaza y el uso de las fuerzas armadas ni poseer el ejército después de la Segunda Guerra Mundial.
    El ejército y el pueblo de Corea harán pagar sin falta de generación en generación cientos de miles de veces del precio de sangre a los reaccionarios japoneses.
    Si no quiere sufrir la tragedia de desaparecerse eternamente en esta planeta, Abe debe hacer disculpas sinceras sin falta por los crímenes sin precedentes ante el pueblo coreano y la humanidad y debe mostrar con la indemnización honesta su voluntad práctica de no volver a repetir el pasado criminal.
    Esto deviene la medida mejor para rescatar a Japón que corre hacia la autodestrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario