Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

domingo, 12 de julio de 2015

Sociedad de Medidas de DD.HH. de Sur de Corea publica carta blanca

 Pyongyang, 11 de julio (ACNC) -- La Sociedad de Medidas de DDHH en el Sur de Corea publicó una carta blanca revelando la situación de crímenes de lesa humanidad cada vez más atroces de los títeres surcoreanos.
    La nota pone al desnudo que el Sur de Corea es el infierno de DDHH de pésima calaña en el mundo y continúa:
    Ahora, en el Sur de Corea se resucita la época tenebrosa fascista que supera el período de la dictadura de "renovación" y la infame "ley de seguridad" lleva toda la sociedad a la gran inquietud y pavor.
    Las autoridades surcoreanas perpetran la represión medieval contra todas las personas incluyendo los habitantes surcoreanos, los compatriotas en ultramar y extranjeros si escriben artículos o cantan las canciones o salpican octavillas que no les son de agrado.
    Oprimen la lucha de los surcoreanos por el derecho a vivir calificándola de “actividad ilegal” y lanzan el tóxico líquido lacrimógeno a los familiares de las victimas del accidente del barco "Sewol" y otros habitantes que demandaban la averiguación de la verdad del caso.
    En el Sur de Corea circula una palabra de moda, según la cual la graduación de la universidad es precisamente el desempleo, y muchos jóvenes dejan de amar, casarse, parir, preparar la casa y tener relaciones humanas, he aquí la gravedad del problema de desempleo de los jóvenes.
    También, las mujeres, los niños, los discapacitados y los ancianos son repudiados por la sociedad.
    En el Sur de Corea se violan gravemente el derecho de existencia y la seguridad de vida, llega a más de 40 el número promedio de suicidas. Así que el Sur de Corea es burlado y censurado como "reino mundial de suicidio".
    Ocurren unos tras otros el hundimiento trágico del ferry "Sewol", el derrumbe de techo del edificio de Coliseo de Kyongju, el incidente de choque de tren eléctrico en el metro de Seúl y otros incidentes escandalosos, dejando muchos muertos.
    En estos días, se extiende MERS a toda la extensión surcoreana, dejando a más de 180 contagiados, 36 muertos y más de 15 mil aislados, debido a lo cual el Sur de Corea está acorralado al pavor, inquietud y estancamiento.
    El Sur de Corea es una sociedad colonial convertida en la escena caótica de lesa humanidad del imperio yanqui.
    Los uniformados norteamericanos violaron en colectivo a plena luz del día a una mujer surcoreana, golpearon a los habitantes y hasta los policías que les reprochaban por el caso. E incluso blanden armas mortíferas a los chóferes que les demandan el dinero por taxi, disparan sin piedad a los habitantes en el lugar céntrico de Seúl. Pero los gobernantes títeres toleran y amparan tales crímenes antipopulares.
    Los entrenamientos de guerra anti-RPDC de EE.UU., que se desarrollan cada día, amenazan siempre la seguridad de vida y el derecho a vivir de los habitantes surcoreanos.
    Recientemente, fue revelado el hecho de que EE.UU. introdujo en secreto los vivos bacilos de antracosis en la base de las fuerzas aéreas norteamericanas en Osan del Sur de Corea y cometió la experimentación de guerra bacteriológica en varias bases de las tropas yanquis radicadas en Kunsan, Phyongthaek y otras, los cuales causan gran indignación del interior y exterior del país.
    Con la concertación del humillante "tratado de libre comercio" con EE.UU. y la apertura del mercado al imperio, la banda del Sur de Corea profundizó más la dependencia colonial proyanqui de su economía y vendió sin vacilación hasta el derecho a vivir de la población.
    Ahora los títeres surcoreanos se entregan a la vil campaña anti-RPDC difamando nuestra dignidad y régimen con el objetivo de lograr la ambición de "unificación mediante la fusión de regimenes".
    Para este fin, siguen soltando los disparates tales como "gravedad de DDHH" y "mejora de calidad de vida" de alguien para incitar la confrontación fratricida.
    Organizan en el interior y exterior del país la reunión internacional, seminario, audiencia, fotogalería, etc. relativos al inexistente "problema de DDHH del Norte" y presentan como "testigos" a las escorias humanas huidas al Sur de Corea para tergiversar y damnificar la situación de DDHH de la RPDC.
    Impusieron a los habitantes a no tener acceso a las páginas Web de la RPDC y cancelaron los sitios Web de Internet que presentan nuestra asombrosa realidad tras calificarlos de "sitios pro-norte" insistiendo en que estos "se usan como aparato de propaganda del régimen del Norte".
    De verás, tales actos conflictivos de los títeres surcoreanos consternan a todos los connacionales y todo el mundo.
    Pero, por más que se entreguen a la campaña de DDHH anti-RPDC, los títeres surcoreanos no podrán deshonrar la superioridad de nuestro régimen socialista que admira a todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario