Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 3 de diciembre de 2014

ACNC advierte a Japon

       
    Pyongyang, 28 de noviembre (ACNC) -- Japón tomó parte activa en la aprobación de la "resolución de DDHH" anti-RPDC obedeciendo a Estados Unidos.
    Al divulgar el "proyecto de resolución" inventado con los datos falsificados en contubernio con algunas fuerzas hostiles de la UE, instigó a los delegados de varios países para que voten a favor en el tercer comité del 69º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.
    Inmediatamente después de la aprobación de la "resolución de DDHH" anti-RPDC, el canciller japonés Kishida publicó una declaración oficial describiéndola como "expresión de fuerte preocupación de la sociedad internacional".
    De esta manera, el país isleño se hizo blanco principal de la sagrada batalla super-intransigente de la RPDC para defender la soberanía.
    El comportamiento astuto de Japón provoca la vehemente indignación del ejército y el pueblo de la RPDC.
    El mundo comenta que Japón, que sueña con la "potencia política", sufrirá la más aguda crisis sin salida debido a su sumisión a la política de "DDHH" anti-RPDC del país norteamericano.
    Es sumamente natural que el país isleño sea rechazado como "país pequeño político" sin cumplir su papel merecida en el dominio político internacional.
    No es la primera vez la presente bulla de Japón para presentar el "proyecto de resolución" acusando la RPDC de inexistente "problema de DDHH".
    La sociedad internacional califica el presente acto japonés de una cosa descarada.
    Siendo único país que no ha liquidado el crimen antiético sin precedente en la historia, Japón no tiene calidad de deliberar los derechos humanos de otros países.
    A principios del siglo pasado, Japón violó cruelmente los derechos humanos de la nación coreana y perpetró imperdonables crímenes contra ésta, así que se hizo enemigo jurado de ésta.
    Con su chovinismo, Japón centuplicó sus crímenes anti-DDHH.
    Los crímenes de Japón cometidos contra el pueblo coreano no se borrarán con la "protección" y la "tolerancia" de alguien ni se amortiguarán según el grado de su adulación a EE.UU.
    Lo más ridículo es que en vez de reflexionarse de sus crímenes, el país isla cuestiona los verdaderos derechos humanos de la RPDC complaciendo el agrado de su amo.
    Nunca podemos perdonar ni tolerar a Japón que atenta a los máximos intereses de la RPDC al frente de la farsa de "DDHH" de su amo gringo.
    Censurar el sistema socio-político y el modo de vida de otros países es precisamente la grave violación de derechos humanos.
    Por haber denigrado atrevidamente el prestigio de la RPDC y maniobrado neciamente para derrumbar el régimen socialista, cuna de vida del pueblo coreano, Japón no podrá evitar el severo castigo despiadado junto con el imperio yanqui.
    La ambición política de Japón de gobernar toda Asia causó la derrota de su país. La actitud de hoy de sacar provecho en el caos de la farsa de "DDHH" anti-RPDC lo llevará a la destrucción total.
    Ninguno sabe hasta cuándo el imperio yanqui protegería Japón, "brigada de choque" del alboroto de "DDHH". Sin embargo, los que crearon la rigurosa situación deberán pagar precio sin falta con la sangre.
    Nadie podrá atentar nuestro sagrado interés supremo.
    A los politiqueros japoneses les convendrán portarse con su propia conciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario