Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

jueves, 30 de octubre de 2014

CRPP condena la posposicion indefinida de traspaso del mando de operaciones

      
    Pyongyang, 30 de octubre (ACNC) -- En la 46ª reunión consultiva anual de seguridad, sesionada hace poco en Washington, Estados Unidos y la banda títere surcoreana acordaron aplazar el traspaso del mando de operaciones en el tiempo de guerra, que el primero debe entregar a la segunda hasta el año 2015, hasta cuando se preparen el ambiente de seguridad en la región de la Península Coreana y la capacidad militar principal del ejército títere surcoreano.
    Asimismo, quedaron en mantener en Seúl y la zona al norte del río Han la "comandancia de las fuerzas aliadas EE.UU.-Sur de Corea" y la brigada de fuego no.210 de las fuerzas norteamericanas, que según el acuerdo anterior, deben ser trasladados a Phyongthaek de la provincia de Kyonggi, hasta que sea transferido el mando de operaciones en el tiempo de guerra, y en consultar constantemente el "proyecto de compartimiento de informaciones militares" EE.UU.-Japón-Sur de Corea.
    En su información no. 1077 publicada el día 29, el Secretariado del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria criticó esos debates entre el amo gringo y su lacayo surcoreano.
    La banda surcoreana tiene la siniestra intención de mantener su vida al fortalecer la confabulación agresiva con EE.UU. y de recrudecer la campaña conflictiva contra la República Popular Democrática de Corea, comienza la nota y prosigue:
    Por su parte, EE.UU. persigue el objetivo criminal de realizar su política agresiva contra la RPDC y la estrategia de dominar Asia-Pacífico tomando las riendas de los títeres surcoreanos y usando el suelo surcoreano como trampolín militar.
    La posposición indefinida del mando de operaciones en el tiempo de guerra es una vergüenza nacional e imperdonable crimen antinacional que monta en cólera a todos los coreanos.
    La renuncia perpetua de la soberanía militar significa abandonar para siempre la soberanía política y económica.
    Los habitantes surcoreanos no podrán liberarse nunca de las afrentas de apátridas subyugados a EE.UU. no sólo en lo político y económico sino también en lo militar.
    En este mundo no hay otros vendepatrias tan imbéciles como los títeres surcoreanos que renuncian la soberanía militar adulando a las fuerzas extranjeras.
    Los que firmaron el acuerdo de aplazamiento indefinido serán condenados de generación en generación como traidores idénticos a Ri Wan Yong y Syngman Rhee.
    A pesar de estar privados de la autoridad militar, lo fundamental de la soberanía estatal, los títeres surcoreanos suelen decir del "estatus del Estado" haciéndose "país avanzado".
    Nosotros, junto con toda la nación, no perdonaremos jamás el aplazamiento indefinido y le haremos frente rotundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario