Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

lunes, 4 de agosto de 2014

ACNC revela malsano intento de EE.UU. de mantener egemonia militar

Pyongyang, 1 de agosto (ACNC) -- Estados Unidos pretende ubicar en el Sur de Corea el sistema de defensa antimisil THAAD bajo el rótulo de hacer frente a la "amenaza de misil" de la República Popular Democrática de Corea.
    En una reciente conferencia de prensa, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo que "ubicará con transparencia el THAAD frente a la amenaza del Norte de Corea, lo que asegurará la seguridad de la OTAN y Rusia".
    Pero, no puede ocultar el malsano intento de mantener a rayas China y Rusia y tomar la hegemonía militar.
    En la situación actual en que ambas partes coreanas están en el enfrentamiento militar, el establecimiento del sistema antimisiles en el suelo surcoreano facilitará controlar a sus rivales militares y lograr la ambición hegemónica en la región.
    Con este cálculo estratégico EE.UU. da acicate a establecer los componentes del sistema global antimisiles difundiendo el rumor de la "amenaza de misil" de la RPDC.
    La introducción de THAAD en Sur de Corea es un eslabón del establecimiento del sistema global antimisiles de EE.UU.
    Ahora el sistema antimisiles de EE.UU. se establece en forma de presionar desde el este y oeste a sus rivales ocultos en la región de Asia-Pacífico.
    EE.UU. considera como sus rivales latentes a las potencias con fuerte poderío económico y militar.
    EE.UU. se vale de todos los medios y métodos para controlar en lo militar esta región.
    El sistema antimisiles norteamericano forma el fuerte sistema de ataque de misil en el continente euroasiático y su radio operacional abarca las potencias de la región de Asia-Pacífico y sus bases estratégicas.
    Es ilógico que el sistema de defensa antimisil norteamericano, que abarca todo el continente europeo y el Medio Oriente y desde Alaska hasta Japón, el Sur de Corea, Filipinas y Australia y requiere enormes fondos, es para hacer frente al "ataque de misil" de la RPDC.
    La cancillería rusa anunció el 24 de julio que "el emplazamiento del sistema global antimisiles de EE.UU. dará inevitablemente la influencia negativa al ambiente estratégico de la región, promoverá la carrera armamentista en el Nordeste Asiático y complicará más la solución del problema nuclear de la Península Coreana".
    El ex jefe del Estado Mayor de las fuerzas de cohetes estratégicos de Rusia reveló que "es totalmente asimétrica que EE.UU. que establece el sistema global antimisiles con el fin de mantener a rayas las potencialidades nucleares de Rusia y China, hable de la necesidad de hacer frente a la RPDC".
    El establecimiento del sistema antimisiles de EE.UU. traerá sólo la carrera armamentista mundial y una nueva guerra fría.
    Es injustificable el intento criminal de EE.UU. de controlar la región de Asia-Pacífico.  Pyongyang, 1 de agosto (ACNC) -- Estados Unidos pretende ubicar en el Sur de Corea el sistema de defensa antimisil THAAD bajo el rótulo de hacer frente a la "amenaza de misil" de la República Popular Democrática de Corea.
    En una reciente conferencia de prensa, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo que "ubicará con transparencia el THAAD frente a la amenaza del Norte de Corea, lo que asegurará la seguridad de la OTAN y Rusia".
    Pero, no puede ocultar el malsano intento de mantener a rayas China y Rusia y tomar la hegemonía militar.
    En la situación actual en que ambas partes coreanas están en el enfrentamiento militar, el establecimiento del sistema antimisiles en el suelo surcoreano facilitará controlar a sus rivales militares y lograr la ambición hegemónica en la región.
    Con este cálculo estratégico EE.UU. da acicate a establecer los componentes del sistema global antimisiles difundiendo el rumor de la "amenaza de misil" de la RPDC.
    La introducción de THAAD en Sur de Corea es un eslabón del establecimiento del sistema global antimisiles de EE.UU.
    Ahora el sistema antimisiles de EE.UU. se establece en forma de presionar desde el este y oeste a sus rivales ocultos en la región de Asia-Pacífico.
    EE.UU. considera como sus rivales latentes a las potencias con fuerte poderío económico y militar.
    EE.UU. se vale de todos los medios y métodos para controlar en lo militar esta región.
    El sistema antimisiles norteamericano forma el fuerte sistema de ataque de misil en el continente euroasiático y su radio operacional abarca las potencias de la región de Asia-Pacífico y sus bases estratégicas.
    Es ilógico que el sistema de defensa antimisil norteamericano, que abarca todo el continente europeo y el Medio Oriente y desde Alaska hasta Japón, el Sur de Corea, Filipinas y Australia y requiere enormes fondos, es para hacer frente al "ataque de misil" de la RPDC.
    La cancillería rusa anunció el 24 de julio que "el emplazamiento del sistema global antimisiles de EE.UU. dará inevitablemente la influencia negativa al ambiente estratégico de la región, promoverá la carrera armamentista en el Nordeste Asiático y complicará más la solución del problema nuclear de la Península Coreana".
    El ex jefe del Estado Mayor de las fuerzas de cohetes estratégicos de Rusia reveló que "es totalmente asimétrica que EE.UU. que establece el sistema global antimisiles con el fin de mantener a rayas las potencialidades nucleares de Rusia y China, hable de la necesidad de hacer frente a la RPDC".
    El establecimiento del sistema antimisiles de EE.UU. traerá sólo la carrera armamentista mundial y una nueva guerra fría.
    Es injustificable el intento criminal de EE.UU. de controlar la región de Asia-Pacífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario