Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

lunes, 5 de mayo de 2014

Publicado memorando de crimenes antieticos de EEUU contra el pueblo coreano

Pyongyang, 5 de mayo (ACNC) -- El Comité Central del Frente Democrático para la Reunificación de la Patria y la Dirección Norteña del Comité Pannacional de Averiguación Especial para Esclarecer Verdaderos Aspectos de Crímenes de Tropas Norteamericanas hicieron público el día 5 un memorando para revelar a todo el mundo los tremendos crímenes antiéticos y anti-DDHH de Estados Unidos cometidos históricamente contra la nación coreana.
    Según el documento, EE.UU. dio en 1866 el primer paso de agresión a Corea al despachar el barco "Sherman" y continuó enviando en 1867, 1868 y 1871 otros buques inclusive "Shenandoah" que cometieron actos de saqueo e invasión armada.
    Cuando resultaron fracasadas esas incursiones ilegales debido a la resistencia del pueblo coreano, EE.UU. apoyó a Japón en la guerra China-Japón (1894-1895) y en la otra Rusia-Japón (1904-1905) mostrándose partidario de la agresión de Japón contra Corea, recuerda el texto y prosigue:
    En 1905, firmó con Japón el "Tratado Taft-Katsura", que reconoce la ocupación japonesa del territorio coreano, usando así al imperialismo japonés como brigada de choque en la agresión a Corea.
    Tras ocupar el territorio surcoreano en septiembre de 1945 con la máscara de "libertador", el imperialismo norteamericano cometió las barbaridades de toda índole contra la nación coreana.
    El 25 de junio de 1950, lanzó por fin la invasión armada contra la RPDC.
    Luego de sufrir la derrota vergonzosa en la guerra coreana, EE.UU. continuó ocupando el territorio surcoreano y lo convirtió en una colonia y lugar privado de DDHH,
    Introdujo en el Sur de Corea las armas nucleares y otras de exterminio masivo, haciéndolo el arsenal nuclear más grande del mundo.
    Desarrolló anualmente los ejercicios de guerra nuclear imponiendo a la nación coreana el peligro de desastre nuclear.
    No tienen precedentes los horrendos crímenes de EE.UU. cometidos contra la nación coreana desde el primer paso de agresión hasta la fecha.
    Durante la guerra coreana, los agresores yanquis usaron en las operaciones genocidas los métodos más crueles e infames.
    Asesinaron en la RPDC a más de un millón 230 mil y en el Sur de Corea a más de un millón 240 mil.
    A pesar de la vorágine de guerra, ellos violaron y mataron a muchas mujeres coreanas.
    En el tiempo posbélico, prosiguieron ocupando el territorio surcoreano donde cometieron las atrocidades de todo tipo contra la población inocente.
    Sólo en el año pasado, se reportaron uno tras otro los casos delictivos de tropas norteamericanas, a saber, la violación múltiple de una mujer de unos 20 años en el metro, el disparo indiscriminado contra los peatones en la parte céntrica de Seúl, la fuga después de arrollar en carro a un policía y la agresión física a la víctima de un accidente de tráfico cometido por los uniformados norteamericanos emborrachados.
    Durante la pasada guerra coreana, EE.UU. mató a incontables coreanos y redujo a cenizas todo el territorio coreano.
    En lo que duró la guerra, los aviones de las fuerzas aéreas norteamericanas sobrevolaron la RPDC 800 mil veces, mientras las aeronaves de la infantería de marina y de las fuerzas navales lo hicieron más de 250 mil veces.
    Esos piratas aéreos lanzaron entonces cerca de 600 mil toneladas de bombas y NAPALM, o sea, 3.7 veces más que las bombas arrojadas sobre el territorio japonés en el tiempo de la Guerra del Pacífico.
    Debido a los bombardeos indiscriminados de EE.UU., fueron destruidos 50 mil 941 fábricas y empresas, 28 mil 632 escuelas, 4 mil 534 hospitales, clínicas y otros establecimientos sanitarios, 579 órganos de investigación científica, 8 mil 163 editoriales y casas culturales, 2 millones 77 mil 226 viviendas y resultaron damnificadas 563 mil 755 hectáreas de tierras cultivables y reducidas 155 mil 500 hectáreas de arrozales y campos de secano.
    La presencia militar norteamericana de varias décadas en el Sur de Corea causó grave contaminación medioambiental.
    EE.UU. impide la reunificación de Corea y el desarrollo independiente, la paz y la prosperidad de la nación coreana.
    Ascienden a más de 114 de billones de US$ las pérdidas humanas y materiales sufridas debido a los actos de agresión y los crímenes de lesa humanidad de EE.UU.
    Son incontables los crímenes antiéticos y anti-DDHH cometidos por EE.UU. durante ciento y decenas de años de agresión contra la nación coreana.
    En este mundo no hay otro país tan salvaje como EE.UU.
    La nación coreana ajustará sin falta las cuentas finales con EEUU. , enemigo jurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario