Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

domingo, 4 de mayo de 2014

ACNC comenta visita de Obama a Sur de Corea

Pyongyang, 29 de abril (ACNC) -- El presidente norteamericano Obama realizó los días 25 y 26 de abril por cuarta vez su visita al Sur de Corea.
    A principios de abril, un funcionario encargado de asuntos de Asia Oriental y Pacífico del Departamento de Estado insistió en que "no se debe poner en duda la promesa de Estados Unidos de proteger a los países aliados asiáticos". Al tomarlo en consideración ¿su visita partió de buena voluntad? No.
    La presente visita de Obama exacerba más la inestable situación de la Península Coreana y la región al incitar al traidor "gobierno" de Park Geun-hye y acarrea el nubarrón de confrontación y la carrera armamentista nuclear de la región siendo un eslabón para la ejecución de la estrategia del imperio de dar importancia a Asia-Pacífico.
    Esta vez, Obama disparateó que "cooperaría con los aliados y acompañantes para encrudecer la presión al Norte de Corea", lo cual revela fehacientemente el objetivo reaccionario de su visita.
    Durante su permanencia en el Sur de Corea, se desarrolló una conspiración para intensificar más la cooperación tripartita EE.UU.-Japón-Sur de Corea so pretexto de la "amenaza" del Norte.
    Lo esencial de esa reunión es que EE.UU., Japón y el Sur de Corea seguirán profundizando la colaboración política, diplomática y militar y acelerarán más las "relaciones de alianza" inclusive el entrenamiento militar conjunto y la defensa antimisiles.
    Por primera vez entre los presidentes norteamericanos después de la fabricación de la "comandancia de las fuerzas aliadas" Sur de Corea-EE.UU. en 1978, Obama fue junto con Park a dicha comandancia enclavada en Ryongsan de Seúl, ocasión en la cual dijo que su país "no vacilaría en usar las fuerzas armadas para defender a los países aliados y el modo de su vida" y abogó por la "poderosa fuerza de defensa conjunta EE.UU.-Sur de Corea".
    Es una teoría extraña de que el bandido protege al dueño.
    Sin embargo, Park se entregó con más frenéticamente que su amo Obama a la difamación a la RPDC.
    En la llamada "cumbre" y la "rueda de prensa conjunta", no se refirió nunca a las armas nucleares del imperio, pero cuestionó perversamente las armas nucleares de su connacional diciendo que "fracasará sin falta la línea de desarrollo paralelo del Norte".
    Y parloteó que el viaje de Obama servirá de "mensaje resuelto de no tolerar la provocación del Norte" y pidió ridículamente a los países periféricos a "tomar las medidas fuertes en cuanto al problema del Norte".
    A la petición de los títeres, el imperio yanqui hizo la "promesa" de reexaminar el período de traspaso del mando de operaciones en el tiempo de guerra, previsto para finales del año próximo, bajo el rótulo de hacer frente conjunto a la "amenaza" del Norte.
    Los títeres decidieron aplazar el período de traspaso hasta el año 2015, pero esta vez mendigó a EE.UU. a prorrogarlo otra vez hablando del "ambiente de seguridad".
    Esta vez Park cometió el intolerable acto antinacional echando al basurero la oportunidad dada por la nación y declarando la confrontación total con su connacional.
    El destino de Park, convertida en traidora, será al igual que el dictador de "Yusin".
    Obama y Park no podrán liberarse jamás de la catastrófica consecuencia que emane de la presente conspiración anti-RPDC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario