Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

viernes, 4 de abril de 2014

EEUU agrava periodicamente la situacion de peninsula coreana : comentario de ACNC

Pyongyang, 4 de abril (ACNC) -- Hace poco, a instigación de Estados Unidos, el Consejo de Seguridad de la ONU "denunció" el entrenamiento de lanzamiento de cohetes de la República Popular Democrática de Corea.
    A pesar de que debe tomar la imparcialidad como su principio, ese aparato internacional cometió ese acto ilegal en favor de EE.UU. que acusa injustamente a la RPDC.
    Si hubiera conocido objetivamente la evolución de la situación de la Península Coreana, no habría incurrido en ese grave desafío al entendimiento universal de la sociedad internacional.
    EE.UU. es el autor que agrava de modo periódico e intrigante la situación de la Península Coreana.
    Hoy día, el peligro de guerra en la Península Coreana proviene de la introducción en suelo surcoreano de enormes pertrechos de guerra como parte de la política de hostilidad a la RPDC de EE.UU. y de sus incesantes ejercicios de guerra nuclear.
    Como es conocido por todo el mundo, en la Península Coreana se aliviaba la tensión gracias a las medidas magnánimas de la RPDC tomadas para la paz y estabilidad de la región y la mejora de relaciones íntercoreanas.
    Disgustado de ello, EE.UU. introdujo en el suelo surcoreano enormes fuerzas armadas agresoras y armamentos mortíferos y libró junto con los títeres surcoreanos los ejercicios bélicos conjuntos Key Resolve y Foal Eagle.
    A partir del 27 de marzo, comenzó el simulacro Ssangryong tomando atrevidamente como meta principal la "ocupación de Pyongyang". En esa maniobra se ha movilizado el mayor número de efectivos después de 1993.
    ¿Cómo las fuerzas armadas revolucionarias de autodefensa de la RPDC pueden estar con brazos cruzados ante la situación tan peligrosa?
    Es natural que el Ejército Popular de Corea, que tiene la misión de defender la paz y la seguridad del país y el pueblo, se preparen para hacer frente a la grave situación actual.
    En particular, el lanzamiento de cohetes de la RPDC fue entrenamiento rutinario del EPC para hacer frente a la grave situación en que se tornan cada día más siniestros la política norteamericana de hostilidad a la RPDC, practicada década tras década y siglo tras siglo, y los agresivos ejercicios de guerra nuclear.
    EE.UU. describe sus simulacros conjuntos librados en el territorio ajeno como "entrenamientos normales" y cuestiona los ejercicios militares de autodefensa del EPC desarrollados en su propio territorio como una "provocación".
    Esta sofistería no puede persuadir a nadie.
EEUU debe actuar con prudencia.
Si se da la situación catastrófica en la Peninsula Coreana , EEUU no puede eludir la responsabilidad por el respecto .

No hay comentarios:

Publicar un comentario