Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

jueves, 27 de marzo de 2014

IRP revela verdadera naturaleza de EEUU

Pyongyang, 27 de marzo (ACNC) -- El Instituto de la Reunificación de la Patria hizo público el día 27 un memorando para revelar a todo el mundo la naturaleza criminal de Estados Unidos, destructor principal del diálogo entre ambas partes coreanas y la paz.
    Según la nota, EE.UU. maniobró brutalmente para fracasar la Conferencia Conjunta de Abril Norte-Sur, convocada después de la liberación de la patria (15 de agosto de 1945) para prevenir la perpetuación de la división nacional y lograr la soberanía e independencia completas de la patria.
    Tras negar la propuesta de la República Popular Democrática de Corea de acabar con el peligro de provocación de guerra y realizar la reunificación pacífica de la patria, el país norteamericano instigó a la banda de Syngman Rhee para desencadenar el 25 de junio de 1950 la guerra de agresión al Norte de Corea (RPDC), recuerda la nota y continúa:
    A principios de la década de 1960, en el Sur de Corea se desplegó el Levantamiento Popular del 19 de Abril y se avivaba bruscamente el clima de la reunificación pro-Norte. Entonces produjo el golpe militar del Estado del 16 de mayo para aplastarlo sin piedad.
    En la década de 1970, ambas partes de Corea publicaron la Declaración Conjunta del 4 de Julio que declaró los Tres Principios de la Reunificación de la Patria basada en la independencia, la reunificación pacífica y la gran unidad nacional, con lo cual reinaba en todo el territorio patrio la esperanza a la reunificación. EE.UU. lo desanimó lanzando la política de "dos Corea" e inventando diversos incidentes intrigantes y desplegando los ejercicios conjuntos militares Focus Retina y Team Spirit.
    En la década de 1980 tuvieron lugar las conversaciones de la cruz roja entre ambas partes coreanas, fueron enviados los materiales de socorro llenos de sinceridad de la RPDC a los habitantes surcoreanos dañados por la inundación y se intercambiaban el viaje de los conjuntos artísticos y el grupo de visita a la tierra natal, de manera que se iba creando el ambiente de reconciliación. Pero, EE.UU. lo impidió esgrimiendo el garrote nuclear contra la nación coreana e intensificando más que nunca las maniobras de provocación de guerra de agresión a la RPDC.
    Cuando en la década de 1990 se efectuaron las conversaciones de alto nivel Norte-Sur y se adoptó el "Acuerdo sobre la reconciliación, la no agresión, la cooperación y el intercambio entre el Norte y el Sur", EE.UU. creó la "crisis nuclear del Norte", desarrolló frenéticamente los alborotos nucleares anti-RPDC y así echó al basurero el dicho documento.
    El imperio actuó con frenesí cuando en el año 2000 se realizó por primera vez entre ambas partes coreanas el encuentro de cumbre y se aprobó la declaración conjunta Norte-Sur.
    EE.UU. se atemorizó más cuando se aprobó la "Declaración para el Desarrollo de las Relaciones Norte-Sur, la Paz y la Prosperidad" en la Cumbre Norte-Sur sostenida en 2007.
    El mismo año, el imperio fabricó el "gobierno" conservador proyanqui aprovechando las "elecciones presidenciales" en Sur de Corea, violó completamente las declaraciones íntercoreanas e impidió totalmente su ejecución instigando a la banda de Lee Myung Bak.
    También se desespera perversamente para obstaculizar los movimientos favorables a mejorar las relaciones íntercoreanas preparados este año por los activos esfuerzos de la RPDC por el diálogo y la paz.
    Por otra parte, se aferra desde los primeros días del año en curso a las maquinaciones a fin de agravar la tensión de la Península Coreana.
    El imperio norteamericano se vale más que nunca de la censura y los actos hostiles contra la dignidad y el régimen de la RPDC.
    Estados Unidos es precisamente el destructor principal del diálogo íntercoreano y la paz y el responsable que frustra las relaciones íntercoreanas y agrava la situación de la Península Coreana.
    Aunque se acercan los 70 años desde cuando Corea se dividió en dos partes debido al imperio norteamericano y se cambiaron mucho las situaciones y el ambiente, no hubo ni un cambio en la naturaleza agresiva y la política hostil anti-RPDC de EE.UU.
    Aunque el imperio hace esfuerzos desesperados, no podrá impedir la vigorosa marcha de la nación coreana por la mejora de relaciones íntercoreanas, la reunificación independiente, la paz y la prosperidad y sus tentativas de agresión a RPDC y de guerra no evitarán jamás el fracaso vergonzoso por la oposición y el rechazo de todos los connacionales y los otros pueblos amantes de la paz mundial. -0-

No hay comentarios:

Publicar un comentario