Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 12 de marzo de 2014

ACNC rechaza entrada de submarino nuclear en Sur de Corea

 Pyongyang, 12 de marzo (ACNC) -- En estos días en que se libran los ejercicios militares conjuntos Estados Unidos-Sur de Corea Key Resolve y Foal Eagle, entraron en el puerto surcoreano de Pusan el submarino de propulsión nuclear Columbus y el buque insignia de la séptima flota norteamericana Blue Ridge.
    Este movimiento agresivo de EE.UU. de llevar a la peor fase la situación de la Península Coreana y provocar de todos modos una guerra nuclear en este territorio provoca gran preocupación de la sociedad internacional.
    Ahora en la Península Coreana se aumentan más que nunca la aspiración y la demanda de la nación coreana por la mejora de las relaciones Norte-Sur y se hacen más ingentes los esfuerzos de la República Popular Democrática de Corea. Bajo tal condición, EE.UU. crea la tensión introduciendo hasta los buques de guerra con el fin de impedir desde el principio el ambiente favorable a la mejora de las relaciones íntercoreanas e incitar con armas a la RPDC y al fin, perturbar la estabilidad de la Península Coreana.
    A pesar de esto, EE.UU. y sus satélites cuestionan injustamente el ejercicio ordinario de lanzamiento de cohetes de la RPDC para el fortalecimiento de la capacidad de autodefensa nacional como una "provocación" que "agrava" la situación de la Península Coreana y su contorno.
    Esto es una artimaña para ocultar su naturaleza como perturbador de la paz y estabilidad de la Península Coreana y enfocar la atención de la sociedad internacional en la RPDC.
    Insatisfecho con sus abiertos ejercicios bélicos conjuntos anti-RPDC, EE.UU. infiltró a puertas cerradas a la zona marítima de la contraparte hasta los medios de ataque nuclear estratégicos, mientras cuestiona cínicamente el ejercicio ordinario de lanzamiento de cohetes de la RPDC.
    Para EE.UU. no le agrada la corriente favorable a la mejora de las relaciones íntercoreanas y el resultado positivo de los esfuerzos de la RPDC por lograr la reconciliación y la unidad nacionales, porque éste considera la Península Coreana como trampolín de su cumplimiento de estrategia sobre la región de Asia-Pacífico.
    EE.UU. pretende inducir la RPDC a tomar las contramedidas militares incitándola al máximo, armar alborotos intrigantes anti-RPDC y congelar las relaciones Norte-Sur que obstaculizan la realización de su estrategia sobre Asia-Pacífico.
    Al mismo tiempo, intentan ocultar la naturaleza agresiva de sí mismo que nada a contrapelo de la tendencia internacional hacia la paz y el alivio de la tensión e imputar a la RPDC todas las responsabilidades por el empeoramiento de la situación regional.
    EE.UU. no tiene interés en el destino de la nación coreana, sino crea el peligro de guerra nuclear en la Península Coreana y obstaculiza la reunificación de Corea.
    Toda la nación coreana no debe engañarse por la política de discordia nacional de las fuerzas extranjeras sino levantarse como un solo hombre en la lucha por frustrar la política norteamericana de agresión contra la RPDC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario