Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

martes, 29 de octubre de 2013

Park Geun-hye o cambia su direccion servil a las grandes potencias o caera en el peor pecado junto a su verdugo Japon.

Pyongyang, 29 de octubre (ACNC) -- Los títeres surcoreanos informaron a Estados Unidos la intención de tolerar condicionalmente el "derecho a la autodefensa colectiva" de Japón
    Anteriormente, en la reunión del comité consultivo de seguridad EE.UU.-Japón, recién abierta en Tokio, estas partes acordaron enmendar la "guía de cooperación en defensa EE.UU.-Japón" en la dirección de reconocer el ejercicio del derecho mencionado por Japón.
    Así la camarilla de Park Geun-hye se sumó a la rebeldía de Japón contra el sistema posbélico mantenido en el Nordeste Asiático desde el fin de la segunda guerra mundial. Esto significa una traición a la nación que da a Japón las posibilidades de lanzar nuevamente la agresión al continente asiático.
    Ahora EE.UU. deposita gran esperanza en las potencialidades militares y el fortalecimiento del papel de Japón en el cumplimiento de la estrategia norteamericana sobre Asia-Pacífico de carácter agresivo.
    Los reaccionarios japoneses pretenden emprender abiertamente la agresión a ultramar al eliminar, bajo el rótulo del ejercicio del "derecho a la autodefensa colectiva", las barreras que prohíben sus acciones militares en ultramar desde el fin de la segunda guerra mundial.
    En tales circunstancias, la banda de Park Geun-hye apoya sin vacilación alguna la campaña de nueva agresión de los reaccionarios japoneses, lo que no se atrevieron ni sus antecesores.
    Este acto traidor deja en el olvido la historia de martirios de la nación coreana, causados por el imperialismo japonés.
    Hoy día, bajo el amparo de los traidores de la historia como EE.UU. y los títeres surcoreanos, Japón emerge como aquél país que emprendiera en el siglo pasado la agresión al continente asiático y como fuerza agresora más peligrosa de Asia.
    Es decir, se hizo el país de guerra más peligroso que en el siglo pasado.
    El primer blanco de su agresión a ultramar es la República Popular Democrática de Corea.
    En estos momentos en que se hace realidad la alianza militar tripartita EE.UU.-Sur de Corea-Japón, los títeres surcoreanos apoyan el ejercicio del "derecho a la autodefensa colectiva" de Japón partiendo del intento de provocar la guerra de agresión contra la connacional RPDC en contubernio con las fuerzas extranjeras.
    A menos de un año de su mandato, el "poder" de Park Geun-hye cometió esa traición haciendo recordar al dictador de "Yusin" quien escribió con sangre que "apoyaría con vida al emperador japonés".
    Si Park es una integrante de la nación coreana, deberá abandonar, aunque sea ahora, su anacrónica política vendepatria y servil a grandes potencias. -0-

No hay comentarios:

Publicar un comentario