Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

lunes, 30 de septiembre de 2013

Comite de Reunificacion Pacifica de la Patria (CRPP)advierte duro castigo a los difamadores de la RPDC ,a los peleles proyankis de surcorea.

 En relación con que la banda títere surcoreana cometió un tremendo acto criminal de insultar la máxima dignidad y el régimen de la República Popular Democrática de Corea, el vocero del Comité por la Reunificación Pacífica de la Patria (CRPP) dio la víspera la siguiente respuesta a la ACNC:
    Hace poco, la camarilla surcoreana invitó a Seúl a nombre del pseudo-Instituto de Política de Asan a los especialistas de Estados Unidos y otros países circunvecinos y difamó la máxima dignidad de la RPDC y su régimen hablando de la supuesta "inestabilidad" y "posibilidad de derrumbe".
    Por otra parte, Yonhap News y otros medios conservadores del Sur de Corea se hacen eco de los rumores que divulgan los medios, especialistas e intelectuales de los terceros países.
    Al citar el informe de un instituto norteamericano, Segye Ilbo, E-Daily y otros difunden embustes como la supuesta "zona de responsabilidad", "línea límite" y "negociaciones a puertas cerradas".
    Este hecho constituye grave insulto y otra provocación intolerable a nuestra dignidad y régimen.
    En lo que respecta a la "teoría de derrumbe", es una tontería de los que no tienen el juicio y ha sido desmentida cada vez que se presentaba anteriormente.
    Durante la Marcha penosa, período más difícil para la RPDC, los enemigos chismeaban que ésta caerá pronto, circulando hasta el llamado cronograma de "3, 3, 3", según el cual ella se derrumbaría en 3 días o 3 meses a lo más pronto y 3 años a más tardar.
    Transcurrieron mucho tiempo desde entonces.
    Entre tanto, se lanzaron sucesivamente en la RPDC los satélites artificiales, se lograron cambios seculares y se desarrolló la civilización socialista, lo cual hizo repercutir con más fuerza las vivas del Partido del Trabajo de Corea y del socialismo dejando consternados a los enemigos.
    Lejos de derrumbe, la RPDC avanza cada día más victoriosamente siendo dignificada por su régimen socialista.
    Es absoluta la confianza del ejército y pueblo coreanos en su líder y fue comprobada en la realidad la invencibilidad del socialismo al estilo coreano centrado en las masas populares, el cual significa la vida para aquéllos.
    Bajo la sabia dirección del Mariscal Kim Jong Un, gran general insigne, el poderío y el ímpetu de la RPDC llegan al plano cimero y nuestro pueblo está optimista de su futuro en que vivirán en las opulencias que le proporcione el socialismo.
    Son psicópatas miserables los que divulgan sofismas como "derrumbe" negando obstinadamente tal realidad enorgullecedora de la RPDC.
    El que se halla a punto de colapso es el poder títere surcoreano.
    Ahora, el suelo surcoreano vive extremado disturbio político y crisis.
    Llegan al cielo el rencor y la indignación del pueblo surcoreano por los gobernantes títeres que causan indecibles desgracias y sufrimientos con el servilismo a grandes potencias, la confrontación fratricida y la infame política antipopular.
    A pesar de su tambaleante sistema de gobernación, los títeres surcoreanos orquestan la tragicomedia de censurar las cuestiones de otro.
    El manipulado rumor del supuesto "derrumbe del Norte", que difunden ellos repitiendo los embustes de fulanos y menganos, deja conocer que ellos tratan de manchar la imagen de la Corea socialista del Juche, atemorizados ante el temperamento del general insigne del Songun, el poderío de la unidad monolítica del ejército y pueblo de la RPDC y el gallardo aspecto de ésta.
    Nadie hará caso a la chismografía de los traidores surcoreanos.
    La RPDC prosperará siempre registrando solamente victorias.
    La banda títere surcoreana, que se dedica a calumniar la dignidad y régimen de la RPDC, y sus cualesquier cómplices, sean periodistas, intelectuales, especialistas o locutores, deben saber que tendrán que pagarlo muy caro.
    El ejército y pueblo de la RPDC castigarán implacablemente a los que difamen, aunque en lo mínimo, la máxima dignidad y régimen de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario