Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

martes, 28 de mayo de 2013

¿Resurge la "dictadura de renovación" en Corea del Sur? Pyongyang, 27 de mayo (ACNC) -- En el Sur de Corea se resucita el fantasma de la dictadura de "renovación".
    Los compinches del "Partido Saenuri", que resucitaron la dictadura de "renovación" con los complots e intervención políticos en las "elecciones presidenciales" del año pasado, recurren ahora a la fabricación de otra ley que promueva la dominación dictatorial.
    Reprimen y se desesperan por exterminar las fuerzas progresistas pro-reunificación que aspiran a la independencia y la democracia de la sociedad surcoreana y se rebelan contra la dictadura, tildándolas de "fuerzas pro-Norte".
    La "ley sobre la disolución de las entidades criminales", que pretenden instituir los títeres surcoreanos, es peor que la tristemente célebre "ley de seguridad".
    Esto evidencia que las actuales autoridades surcoreanas resucitaron la era de dominación fascista de "renovación" sobrepasando la dictadura "pragmática" del traidor Lee Myung Bak.
    Como está conocido por todo el mundo, la camarilla militar de Park Chung Hee, que usurpó el poder con bayonetas, practicó la política de pavor y convirtió toda la extensión surcoreana en el infierno para la democracia y derechos humanos.
    En virtud de la "ley marcial emergente", el "estado emergente", las "medidas urgentes", etc., fueron ejecutados incontables civiles inocentes en la corte marcial.
    Durante 18 años de mandato de Park Chung Hee, fueron arrestados y asesinados cada año 700 a 800 mil personalidades patrióticas pro-reunificación y habitantes, o sea, más de 14 millones en total.
    La población surcoreana, que sufrió heridas profundas bajo la dictadura de "renovación", tiene pesadilla de aquel período.
    La descendiente del dictador de "renovación", que está ahora en el poder, aplica más cruelmente los métodos de dominación fascista de su padre.
    Antes de tomar el poder, ella defendió la dictadura de "renovación", diciendo que si no fuera por ella, el Sur de Corea habría sido ocupado por el Norte de Corea, y en este sentido, no fue importa nada el atropello de la democracia en aquel tiempo.
    Tal disparate demuestra la posición y la concepción de dominación de la actual gobernante surcoreana.
    En particular, en estos momentos en que las "medidas urgentes" tomadas durante la dictadura de Park Chung Hee se definen como inconstitucionales y se revelan sucesivamente los casos intrigantes de aquel período, las autoridades actuales se entregan a la fabricación de nueva ley infame, lo cual es un desafío brutal a la libertad, los derechos humanos y la democracia.
    Para no hacerse víctimas de la dictadura de "renovación", los habitantes de distintos estratos del Sur de Corea deben levantarse en la lucha contra la dictadura y el "gobierno". -0-

No hay comentarios:

Publicar un comentario