Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

miércoles, 17 de abril de 2013

RPDC rechaza dialogo con los falsos imperialistas yankis: Pyongyang, 17 de abril (ACNC) -- El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular Democrática de Corea hizo pública el día 16 la siguiente declaración: En estos días, las autoridades de alto rango de Estados Unidos hablan a porfía del diálogo con la PRDC. Esto no pasa de ser una vil artimaña tendente a evadir de la responsabilidad de la exacerbación de la tensión en vísperas de la guerra, procediendo como si se controlara en las acciones militares y deseara el diálogo. EE.UU. es precisamente el autor principal que creó el círculo vicioso de la agravación de tensión conforme a la política de aplastar con la fuerza la RPDC y llevó a la fase peor la situación de la Península Coreana. Se inició la exacerbación de la actual tensión desde cuando EE.UU. violó flagrantemente el derecho de la RPDC a lanzar el satélite con fines pacíficos. En este mundo no hay ningún Estado soberano que no toma contramedida frente a la violación del legítimo derecho al desarrollo espacial, la soberanía del país. La RPDC se vio obligada a exponer sólo la posición de defensa legítima de tomar las contramedidas militares autodefensivas porque EE.UU. fabricó una tras otra las bandidescas "resoluciones de sanción" del Consejo de Seguridad de la ONU y libró los ejercicios de guerra nuclear de carácter agresivo. Uno puede saber quién es el responsable de la exacerbación de la tensión si calcula quién gana provecho allí. EE.UU. sacó provechos en introducir en gran medida toda clase de los pertrechos militares de punta persiguiendo la confrontación militar con la RPDC e intensificar más que nunca la ubicación militar según su estrategia de dar importancia a Asia y el Pacífico. Toma la RPDC como primer blanco en la región de Asia-Pacífico, y para este fin emplazó todos sus medios de ataque nuclear e hizo la amenaza física de ataque nuclear nunca vista en la historia. Trasladó abiertamente a las aguas de la Península Coreana los submarinos nucleares, uno de los 3 medios estratégicos de ataque nuclear y despachó los bombarderos estratégicos al espacio de esta región para ejercitar el bombardeo nuclear. Dice que aplazará temporalmente el lanzamiento de misil balístico intercontinental, tercer medio estratégico de ataque nuclear, pero planea realizarlo en mayo. Ahora, EE.UU. sigue desarrollando los ejercicios de guerra nuclear contra la RPDC y traslada los portaaviones nucleares a las aguas de la Península Coreana. Bajo tal circunstancia, hablar del diálogo para eliminar las fuerzas disuasivas nucleares de la RPDC es un clímax de engaño para desviar la opinión pública mundial. Es una gran equivocación si piensa en que la RPDC preste oído al diálogo de bandido que impone hacer algo esgrimiendo la pistola. El que obliga a la RPDC a hacer el diálogo sólo cuando ésta muestre primero la voluntad de desnuclearización deviene un acto hostil grosero para despreciar atrevidamente la línea del PTC y la ley de la RPDC. La RPDC no se opone al diálogo, pero nunca puede sentarse ante la mesa de negociaciones humillantes. La RPDC tiene la invariable posición de que el diálogo debe basarse en los principios de respeto a la soberanía y la igualdad. Mientras EE.UU. no renuncia la política hostil y el chantaje nuclear anti-RPDC, el verdadero diálogo podrá ser realizado cuando nos dispongamos suficientemente de las fuerzas disuasivas nucleares capaces de prevenir la amenaza de guerra nuclear de EE.UU. Esta vez, al recibir más directamente la amenaza real de ataque nuclear de EE.UU., nos sentimos con carne propia la urgencia de ampliar y fortalecer cualitativa y cuantitativamente nuestras fuerzas disuasivas nucleares. Es muy lógico tomar la contramedida autodefensiva con la intensificación de las fuerzas armadas nucleares frente al chantaje y la amenaza nucleares de EE.UU., mayor poseedor de armas nucleares en el mundo. Los ejercicios de ataque nuclear de EE.UU. que se realizan apuntando a la RPDC nos obligan a hacer los ejercicios correspondientes. No hay ninguna garantía de que tales simulacros no pasarían a la guerra real, por lo tanto todas sus consecuencias recaerán sobre EE.UU. Mientras EE.UU. no pone fin a sus ejercicios militares ni retira todos sus armamentos agresivos, la RPDC seguirá fortaleciendo el grado de enfrentamiento militar de autodefensa. -0-

No hay comentarios:

Publicar un comentario